martes, 19 de julio de 2016

El Papa Francisco pone a un protestante al frente de la nueva edición argentina de L'Osservatore Romano, que también contará con las "aportaciones" de Mons. Víctor Manuel «Tucho» Fernández

El Papa Francisco ha ordenado la creación de una edición propia de L'Osservatore Romano para Argentina, al frente de la cual ha decidido poner a un protestante: el "evangélico" Marcelo Figueroa (sentado y en mangas de camisa junto al Papa, en la foto que acompaña esta entrada). Esta nueva edición contará también con los "aportes" de Mons. Víctor Manuel «Tucho» Fernández, uno de sus "teólogos" de cabecera, desgraciadamente popular por sus "aportaciones" en el pasado Sínodo Extraordinario de la Familia y en la redacción de la Exhortación Apostólica "Amoris laetitia". La intención es, sin duda, influir más directamente en los asuntos locales de Argentina, pues no es muy creíble que los argentinos no entiendan el idioma de la edición que ya existe en español. Así dio la noticia la semana pasada el diario La Nación:


Por orden del papa Francisco, L'Osservatore Romano tendrá una edición argentina

La versión local se editará en el país y será la primera en el mundo con contenidos propios

Martes 12 de julio de 2016

El diario oficial del Vaticano L'Osservatore Romano tendrá una versión argentina, que agregará contenido propio a la edición semanal en español y se imprimirá en el país, para que la voz del papa Francisco llegue "completa".

La edición sobre la que se hará la versión argentina depende en el organigrama vaticano del nuevo dicasterio de comunicación creado por Francisco en julio de 2015 con el italiano monseñor Dario Vigano como número uno. Sale los viernes por la tarde en forma digital y los sábados por la mañana en versión impresa.

La versión argentina, que comenzará a publicarse en septiembre, incluirá entre 4 y 8 páginas de contenido especial para el país, con firmas elegidas y autorizadas por el pontífice. La edición será supervisada por la Conferencia Episcopal Argentina y la comisión editorial tendrá el aporte del rector de la Universidad Católica Argentina (UCA), monseñor Víctor Manuel Fernández.

El proyecto editorial, en tanto, será coordinado por el biblista y teólogo protestante Marcelo Figueroa, en una "ratificación del carácter ecuménico" que Francisco imprime a su pontificado como un eje central, agregaron las fuentes.

Además, habrá un resumen radial los domingos realizado por Santiago Pont Lezica, director de FM Milenium.

Figueroa y Pont Lezica se reunieron con el papa Francisco en la residencia de Santa Marta en junio pasado y realizaron una entrevista al vocero papal Federico Lombardi en la que ratificó la necesidad de "ir a la fuente, a las palabras mismas del Papa y no generar polémicas" sobre lo que dice el Sumo Pontífice.

Una vez que se concrete la edición, la Argentina será el primer país del mundo que agregará contenidos propios al diario cuyo primer número se editó el 1 de julio de 1861 y en el que la periodista argentina Silvina Pérez dirige la edición semanal en español. El prestigioso periodista italiano Giovanni Maria Vian es el director general de todas las ediciones desde 2007.

Además de L'Osservatore Romano, dentro del nuevo dicasterio quedan integrados el Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales, la Sala de Prensa, el Servicio Internet Vaticano, Radio Vaticana, el Centro Televisivo Vaticano, la Tipografía Vaticana, el Servicio Fotográfico y la Librería Editorial Vaticana. También forman parte del nuevo dicasterio el sitio institucional de la Santa Sede www.vatican.va, así como el servicio en Twitter del papa @pontifex y su cuenta en la red de fotos Instagram.

Ayer, el Papa Francisco aceptó la renuncia de Lombardi, sacerdote jesuita de 73 años, y designó como su nuevo vocero a partir del 1° de agosto al periodista estadounidense del Opus Dei Gregory Burke, quien estará al frente de la Sala de Prensa del Vaticano.

Burke, vicedirector de la Sala de Prensa desde febrero de 2016, fue corresponsal en Roma de la revista Time y de Fox News, y entre 2012 y comienzos de este año, fue consultor de la Secretaría de Estado. Además, el Pontífice nominó a la periodista española y ex corresponsal en Roma y Vaticano de radio Cope Paloma García Ovejero como vicedirectora de la Sala de Prensa y primera mujer en llegar a la cúspide de la comunicación de la Santa Sede.

Agencia Télam

5 comentarios :

  1. Hay de dos sopas ; o dimite del Papado para el convertirse y creer en lo que venga en gana , o revive a Lutero y lo pone de Papa , que pienso que Lutero haría un mejor papel . Se imaginan A Lutero resucitado, viendo en su Iglesia mujeres pastoras, casando a personas del mismo sexo y apoyando el aborto , o lavando a mujeres musulmanas los pies en jueves santo, bueno yo creo que se vuelve a morir. Bergoglio solo se fija en el Lutero juzgador de los clérigos corruptos , es muy inculto me gustaría que se rodeará de intelectuales e historiadores. En qué piensas Bergoglio en que piensas ?


    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Un auténtico disparate !!

    Igual habria podido elegir a uno de los rabinos de Bs.As. con los que siempre ha tenido una estrecha amistad. A lo mejor no se le habrá ocurrido...

    Algo tendrán que decir los católicos de Argentina, digo.

    Catholicvs, le conozco por sus comentarios y he dado con el que supongo su blog por casualidad. No encuentro su correo. Sí es tan amable de indicármelo se lo agradeceré.

    Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario, Maite.

      Puede dejar su email en otro comentario, que como están moderados lo veré sólo yo -no se publicará- y le escribo yo (no conviene poner direcciones de correo electrónico que cualquiera pueda ver públicamente).

      Un saludo, en Xto.

      Eliminar
    2. No me hace gracia dejar mi correo en un blog. No lo he hecho nunca, pero sí conociéramos ambos a una persona sería lo ídeal para ponernos en contacto.

      Eliminar
    3. Maite: ya le dije que los comentarios no los lee nadie mas que yo si no los publico -y en este caso no lo publicaría-, por lo cual no corre riesgo alguno de que nadie más conozca su email.

      Eliminar