martes, 25 de julio de 2017

Solemnidad de Santiago Apóstol, Patrón de España, del Arma de Caballería y del Ejército de Tierra (25 de julio)


Invicto defensor de la fe a quien el Divino Maestro distinguió con el renombre de “hijo del trueno”, profetizando los fogosos incendios de caridad con que habíais de consumir la idolatría en las tierras a donde llevasteis la luz del Evangelio, añadid a ese imponderable beneficio el de alcanzarme de Dios eficaces auxilios para que yo desempeñe adecuadamente el nombre de cristiano, cumpliendo exactamente con las obligaciones que con él hemos contraído, para que en el día del juicio el Divino Pastor no nos desconozca como sus ovejas. Ayudadnos a mantenernos siempre triunfantes de enemigos visibles e invisibles, para mayor gloria de Dios, y así hacernos dignos de acompañaros en la Patria Celestial. Amén.

viernes, 21 de julio de 2017

El Arzobispo Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia y secretario personal de S. S. Benedicto XVI, confirió el sacramento del Orden Sacerdotal a un canónigo regular teatino en la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en Nápoles (Italia). Fotos de su Primera Misa Tridentina

Estas imágenes fueron tomadas el pasado domingo 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen, durante la ceremonia en la que S. E. R. Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia y secretario personal de S. S. Benedicto XVI, confirió el sacramento del Orden Sacerdotal al ya sacerdote Aleksander Sebastian Iwaszczonek, clérigo regular teatino. Tuvo lugar a las 18:00 horas en la basílica de San Pablo el Mayor de Nápoles (Italia). A la mañana siguiente, el P. Iwaszczonek ofició su Primera Misa Tridentina -cuatro últimas fotos- en la capilla de San Andrés Avelino, a la que asistieron sus parientes y amigos. Misa Tridentina en Nápoles.

martes, 18 de julio de 2017

Reportaje y fotos de la procesión, funeral y entierro del Cardenal Meisner, uno de los cardenales que presentaron las dubia a Francisco, en la catedral de Colonia y mensaje de S. S. Benedicto XVI

Como ya informé en el blog hace dos semanas (ver aquí), S. E. R. Joachim S.R.E. Card. Meisner, Arzobispo emérito de Colonia (Alemania), y uno de los cuatro cardenales que presentaron las "dubia" sobre "Amoris laetitia" a Francisco, falleció el pasado miércoles 5 de julio, a los 83 años. Su capilla ardiente permaneció abierta desde el viernes 7 de julio al lunes 10 de julio en la basílica de San Gereón de Colonia, donde el pasado sábado 15 de julio, a las 9:15 horas, comenzaron los ritos de exequias.

Desde allí, una procesión acompañó los restos mortales del Cardenal Meisner hasta la catedral de Colonia, donde se ofició la solemne Santa Misa de Réquiem corpore insepulto, en sufragio por el eterno descanso de su alma. En la procesión, encabezada por Rainer María S.R.E. Card. Woelki, Arzobispo de Colonia, participaron decenas de diáconos, sacerdotes, el capítulo de la catedral, obispos y cardenales.

Tras la Santa Misa, se procedió a asperjar y recitar los últimos responsos sobre el féretro, dispuesto para la ocasión sobre un catafalco rodeado de cirios amarillos, antes de proceder a darle sepultura allí mismo. Nótese el uso de ornamentos negros.

La homilía corrió a cargo de S. E. R. Péter S.R.E. Card. Erdő, Arzobispo de Esztergom-Budapest y Primado de Hungría. Asimismo, S. E. R. Mons. Georg Gänswein, Prefecto de la Casa Pontificia, leyó unas palabras escritas para la ocasión por S. S. Benedicto XVI (la negrita es mía):

Ciudad del Vaticano 11-7-2017

A esta hora, cuando la iglesia de Colonia y los fieles de otras partes se reunieron para decir adiós al cardenal Joachim Meisner, mi corazón y pensamientos están con ustedes también, y aceptando alegremente la invitación del cardenal Woelki, deseo dirigir unas palabras de recuerdo para mi amigo.

Cuando oí hablar de la muerte del cardenal Meisner el miércoles pasado, no quería creerlo. El día anterior habíamos hablado por teléfono. Estaba agradecido por el hecho de haber estado de vacaciones después de haber participado en la beatificación del obispo Teofilius Matulionis en Vilna, el domingo anterior (25 de junio) y tenía una voz clara.

El amor a la Iglesia en los países vecinos de Oriente, que había sufrido tanto bajo la persecución comunista, así como la gratitud por los sufrimientos de aquel tiempo, forjaron su vida. Y así no es ninguna coincidencia que la última visita de su vida fuera para un Confesor de la Fe en esos países.

Lo que particularmente me impresionó en esa última conversación con el cardenal retirado, fue la alegría suelta, la alegría interior y la confianza que había encontrado. Sabemos que a este apasionado pastor le resultaba difícil abandonar su puesto, especialmente en un momento en que la Iglesia se encuentra en una necesidad particularmente apremiante de pastores convincentes que puedan resistir la dictadura del espíritu de la época y que vivan y piensen la fe con determinación. Sin embargo, lo que más me emocionó fue que, en este último período de su vida, aprendió a dejar ir y vivir de una profunda convicción de que el Señor no abandona a su Iglesia, incluso cuando el barco ha asumido tanta agua que está a punto de zozobrar.

Dos cosas en los últimos tiempos que le agradaron más que nada:

Por un lado, él siempre me ha dicho cuán profundamente se alegraba de cómo en el Sacramento de la Penitencia los jóvenes, especialmente los jóvenes, están experimentando la gracia del perdón –en el don, han encontrado la vida que sólo Dios puede dar
.

La otra cosa que siempre le ha tocado y le ha dado alegría, fue el tranquilo crecimiento de la Adoración Eucarística. En la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia, su punto central era la Adoración, un silencio en el que solo el Señor hablaba al corazón. Algunos expertos pastorales y litúrgicos consideraron que ese silencio al mirar al Señor no puede lograrse con un número tan grande de personas. Algunos eran también de la opinión que la Adoración Eucarística fue alcanzada como tal, por la Misa, ya que el Señor sería recibido en pan eucarístico. Pero que este pan no se puede comer como cualquier alimento, y que el sacramento eucarístico «acoge» todas las dimensiones de nuestra existencia
que la recepción debe ser el culto, se ha convertido en algo muy claro. Así, el tiempo de la Adoración Eucarística en la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia se ha convertido en un evento interior, que permaneció inolvidable para el Cardenal.

Cuando, en su última mañana, el cardenal Meisner no apareció en la Misa, fue encontrado muerto en su habitación. Su Breviario se le había escapado de las manos: estaba orando mientras moría, mirando al Señor, hablando con el Señor. La muerte que se le concedió, muestra una vez más cómo vivió: mirando al Señor y hablando con él. Así podemos recomendar con confianza su alma a la bondad de Dios. Señor, te damos gracias por el testimonio de tu siervo Joaquín. Que sea intercesores de la Iglesia de Colonia, y de toda la Iglesia terrenal. ¡Descansa en paz!

(traducción de Infocatólica)

Fotos: Archidiócesis de Colonia.

sábado, 15 de julio de 2017

Los escándalos aumentan en número y gravedad en la corte papal de Francisco: el arzobispo Vincenzo Paglia, presidente de la Pontificia Academia para la Vida, se quita la careta

En una entrevista concedida el pasado jueves 13 de julio al panfleto semanario Alfa y Omega, el arzobispo Vincenzo Paglia -el mismo que encargó y aparece representado en el tristemente famoso fresco "gay" pintado en la catedral de Terni (Italia)-, presidente de la Pontificia Academia para la Vida y gran canciller del Instituto Juan Pablo II para el Matrimonio y la Familia, dice que él no debe defender los valores cristianos porque "se defienden solos". ¡Y se ha quedado más ancho que largo! Realmente, es casi mejor que este personaje no defienda los valores cristianos. Con amigos así, ¿quién necesita enemigos?

Muy acertadamente, Michael Hichborn, presidente del Instituto Lepanto, con sede en Estados Unidos, criticó la "nueva estrategia" de Paglia: "A lo largo de la Historia los santos nunca conspiraron, planearon o llevaron a cabo estrategias para hacer conversos, sino que simplemente predicaron la Verdad en todos los lugares", dijo a LifeSiteNews. "Si el arzobispo Paglia quiere intentar algo nuevo, tal vez debería sugerir que los sacerdotes prediquen en términos inequívocos, desde los púlpitos de todo el mundo, que el aborto, la anticoncepción y la sodomía están todos condenados, y que quienes se dedican a estas prácticas están en peligro de ir al infierno", agregó.

En la entrevista, Paglia dice que no es cosa suya el haber eliminado el juramento1 obligatorio de los académicos, que ya estaba programado antes de que él llegara -nótese que fue nombrado por Francisco hace un año, en verano de 2016, y el juramento de los nuevos miembros se ha retirado en 2017-, pero sí se adjudica, como si fuera algo meritorio, el haber introducido en la Pontificia Academia para la Vida a herejes, cismáticos, judíos, paganos y ateos.

Vincenzo Paglia miente cuando afirma que, a pesar de su impiedad, estos nuevos miembros de la Pontifica Academia para la Vida han sido seleccionados "por estar dentro de un cuadro de defensa de la vida", añadiendo a continuación, con todo cinismo: "No acepté a científicos favorables a la guerra, por poner un ejemplo".

Lo primero a destacar es que quien elige a los miembros de la Pontifica Academia para la Vida es Francisco, no él, que es un mero subordinado. Paglia puede seleccionar a quien quiera, que si no lo sanciona Francisco, le va a dar igual: sólo entran a formar parte como miembros de la Academia las personas elegidas personalmente por Francisco.

Y, en segundo lugar, es bastante probable que entre dichos miembros no haya ninguno favorable a la guerra; pero se debe de estar refiriendo, sin duda, a la guerra justa, la que siempre ha permitido y defendido la Iglesia, incluso a veces como obligación -como puede comprobarse leyendo el punto 2265 del Catecismo de la Iglesia Católica-. Sin embargo, entre los nuevos miembros hay algunos totalmente favorables a la guerra desigual contra los seres humanos más indefensos: los hay pro-abortistas, pro-eutanasia, y hasta una presunta "científica" que experimenta, manipula y luego mata a seres humanos en estado embrionario -sin contar a los pro-homosexualistas y a los defensores acérrimos de impartir los sacramentos de la Confesión y de la Comunión sacrílegamente a adúlteros y pecadores no arrepentidos, que también los hay-.

Por lo visto, a todos esos seres humanos inocentes sí se les puede asesinar, según algunos de estos miembros que cuentan con el visto bueno de Paglia y la sanción de Francisco. En cambio, parece ser un crimen atroz que la sociedad recurra a la guerra justa o a la pena capital para defenderse del agresor injusto, quien, a diferencia de los seres humanos a los que ahora se ataca cobardemente, pues son inocentes y están indefensos -como los bebés que están en su etapa de gestación, los ancianos y personas impedidas-, sí puede defenderse y además no es inocente, sino todo lo contrario.

La clave de algunos de estos nombramientos, con independencia de la postura claramente inmoral de algunos de los nuevos miembros, la da el mismo Paglia cuando afirma que la actitud de no defender los valores cristianos no tiene por objeto silenciar la propia identidad, sino que el silencio "es capaz de tocar a quien no cree". Parece que las altas jerarquías del Vaticano actual viven en un mundo paralelo, ya que no sólo no es verdad que dicha actitud atraiga a la Iglesia a herejes, cismáticos, judíos, paganos y ateos, sino que espanta a los propios fieles, como puede observarse, por ejemplo, en Sudamérica, donde millones de fieles han apostatado en los últipara pasar a engrosar las filas de sectas protestantes de todo pelaje, sin duda más combativas en lo que a moral y defensa de la vida se refiere.

Al ser preguntado sobre si se está trabajando sobre una comisión para reformar la encíclica "Humanae vitae" de Pablo VI, Paglia echa balones fuera negando que exista una comisión, pero diciendo que es un tema central de nuestro tiempo (malo, malo) y que "es miope plantear el problema en términos anticonceptivos sí o no" pues "el riesgo es que, de tanto mirar para atrás, perdamos la batalla de la cultura". ¡Eso es lo importante! En vez de defender la Verdad, lo que prima es buscar el aplauso y la aceptación del mundo, aunque éste esté podrido moralmente por el adoctrinamiento de unos y el silencio de otros.

De forma cansina, cuando el entrevistador le plantea que hay quienes cuestionan su compromiso en la defensa de la vida, de nuevo vuelve a lo mismo: "Algunos amigos estadounidenses dudan de que yo defienda la vida. Yo les dije: la vida no sólo la defiendo, faltaría más que yo estuviera a favor del aborto, ¿pero estamos locos? Lo que me pregunto es: ¿por qué ellos no están en contra de la pena de muerte?". ¿Cómo ha podido llegar a arzobispo alguien que ni siquiera conoce el Catecismo de la Iglesia Católica? -véase su punto 2267-. O, lo que es peor aún: ¿Cómo ha podido llegar a arzobispo alguien que, si conoce el Catecismo de la Iglesia Católica, pretende ignorarlo o fingir ignorancia para manipular y engañar, especialmente a los fieles católicos y con fines meramente ideológicos, recurriendo a todos los mantras de la ultraizquierda?

Para la siniestra política la vida es "sagrada": la vida de los perros, la de los toros, la del urogallo tartamudo y hasta la del rábano amarillo del Himalaya. Y, por supuesto, es horrible ajusticiar a criminales no reinsertables en la sociedad (como terroristas, asesinos en serie, violadores múltiples que matan a sus víctimas...) que siguen suponiendo un peligro para la vida de ciudadanos inocentes (pues, en caso de ser simplemente encerrados en una cárcel, pueden escaparse, ordenar asesinatos desde sus celdas, salir con permisos penitenciarios, tras reducirse o cumplir su pena, y volver a cometer crímenes, etc.) Así que, ya lo saben: ¿Cómo se atreven a pedir que no se asesine a un bebé en gestación o a un anciano impedido, ambos inocentes, si no rechazan que se aplique la pena capital a asesinos y criminales, culpables, para impedir que vuelvan a matar a personas inocentes? Y, por supuesto, hay que arremeter contra el propio Catecismo de la Iglesia Católica, que defiende tanto la guerra justa (nº 2265), como la pena de muerte en ciertos casos (nº 2267), como siempre ha hecho la Iglesia. Así se las gasta Paglia.

Por último, sobre el caso del bebé Charlie Gard, al que la "justicia" europea ha ordenado que se le retire la alimentación e hidratación -vamos, que se le mate por inanición y deshidratación-, a Paglia no se le ocurre otra cosa que decir que "la vida debe ser acompañada, amada, y la responsabilidad de la decisión debe ser tomada a nivel colegial, no de un externo" (por externo se refiere al tribunal que ha ordenado su asesinato). Es decir: si de forma colegiada se decide asesinar a este bebé -y no digamos si fueran los padres quienes lo pidiesen-, entonces sí estaría muy bien asesinado. Parece que, para Paglia, el único problema no es que se pretenda matar a este bebé, sino que lo decida alguien "externo" y que no se haga por consenso. ¡Y luego se queja de quienes le acusan de no defender la vida!

Y hasta aquí el escándalo vaticano diario -que ya se está convirtiendo en costumbre entre los miembros de la nueva corte papal-.

Véase también:


1 Cuando San Juan Pablo PP. II fundó la Pontificia Academia para la Vida, el Dr. Jerôme Lejeune redactó la Declaración de los Servidores de la Vida, como un juramento que debían firmar los nuevos miembros al ser admitidos. Decía así:

"Ante Dios y ante los hombres, declaramos que todo ser humano es para nosotros una persona. Desde la concepción hasta la muerte natural es el mismo ser que se desarrolla, madura y muere. El respeto absoluto de los pacientes no depende ni de la edad ni de la enfermedad. Al igual que la medicina permanece al servicio de la vida hasta su final, de igual modo la protege desde su inicio. Desde la concepción, la persona es inalienable. El óvulo fecundado, el embrión, el feto, el recién nacido, no pueden ser sometidos a la explotación".

En los nuevos estatutos de la Pontificia Academia para la Vida hechos por Francisco se ha eliminado la obligatoriedad de firmar esta declaración, sustituyéndola por el siguiente compromiso genérico:

"Los nuevos Académicos se comprometen a promover y defender los principios relativos al valor de la vida y de la dignidad de la persona humana".

Nótese que, además de eliminarse cualquier mención a Dios -una constante casi general durante este pontificado-, los nuevos miembros ya ni juran, ni promenten nada. Además, lo que se comprometen a defender son "los principios relativos al valor de la vida", pero no a los seres humanos poseedores de dicha vida creada por Dios, desde su concepción hasta su muerte natural.

Pero, además, se deja al albur de estos nuevos miembros el que consideren vida humana lo que a ellos les apetezca: si uno cree que un embrión o un feto de cuatro meses de gestación no es una vida humana, o simplemente que esa vida no es digna de vivirse o defenderse, no se comprometen a hacerlo. Exactamente lo mismo en lo referente a la "dignidad de la persona humana": si en alguna de las etapas de la vida de un ser humano estos miembros consideran que no es una persona -como sostenía la impresentable ex ministra socialista española Bibiana Aído-, o si piensan subjetivamente que esas vidas son "indignas", no sólo no las defenderán, sino que reclamarán su asesinato -eso sí: empleando cualquiera de los subterfugios, excusas lacrimógenas y eufemismos al uso para apoyar la comisión del mismo acto-.

viernes, 14 de julio de 2017

Ecumenismo bueno y ecumenismo del odio: el cardenal Osoro celebra el 500 aniversario de la herejía protestante en Madrid mientras el jesuita Antonio Spadaro ataca a los católicos "integristas" estadounidenses por luchar contra el aborto o la ideología de género

Hoy mismo, el cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, ha asistido a la inauguración de la conmemoración internacional del quinto centenario de la herejía protestante. El acto, que ha comenzado a las 19:00 horas en el Wizink Center de Madrid, forma parte del programa de actos organizado por la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE). Es la primera vez en la Historia que un representante de la jerarquía católica asiste a dicho contubernio congreso, de los ocho que ha habido hasta ahora -el primero se celebró en 1919-.

Además de Osoro, también ha asistido el ministro de Justicia (del Partido Popular), Rafael Catalá, que entre las perlas que ha soltado reconoce y agradece los frutos de la Reforma para España (¿cuáles?) y la influencia positiva del protestantismo en la sociedad española (sin dar ejemplos). Naturalmente, también ha asistido la comunista alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que no se pierde una y ha soltado más perlas aún.

Lo único positivo -aunque va a quedar en agua de borrajas- es que la Federación de Entidades Evangélicas ha pedido al Ministerio de Justicia que se pronuncie sobre si la ley LGTB vulnera la libertad religiosa. ¡Como si les fueran a responder positivamente, habiendo sido el gobierno del Partido Popular el que ha elaborado e impuesto dicha ley en la Comunidad de Madrid!

En fin, este es el "ecumenismo bueno", frente al "ecumenismo del odio" (sic) que critica el impresentable Antonio Spadaro en un artículo del otrora diario católico jesuita -hoy libelo de ultraizquierda- La Civiltà Cattolica, publicado tras el visto bueno del Vaticano: La revista La Civiltà Cattolica arremete contra católicos y protestantes conservadores en Estados Unidos, en el que, a dos manos junto al "pastor" protestante nombrado por Francisco como director de la versión argentina de L'Osservatore Romano, atacan a los evangélicos "fundamentalistas" y católicos "integristas" estadounidenses -sobre todo si han votado a Donald Trump en lugar de a la proabortista y anticristiana Hilaria Clinton-, por unirse para luchar por la educación religiosa en las escuelas y contra el aborto, el homomonio o la ideología de género. Ver para creer.

Nota: la fotografía que abre esta entrada, en la que se ve a Carlos Osoro de cachondeo riéndose junto al cardenal Rodríguez Madariaga -miembro del G-9 de Francisco y único cardenal vivo que se ha atrevido a insultar públicamente a otros cardenales (ver aquí)- y al conocido personaje de ultraizquierda y pro-gay conocido como "padre" Ángel -quien, extrañamente, aparece disfrazado de cura, con un alzacuellos seguramente prestado, en lugar de su habitual corbata roja-, no ha sido tomada en el acto de esta tarde, del que aún no hay imágenes gráficas publicadas, sino que es de archivo.

miércoles, 12 de julio de 2017

Los fieles católicos comienzan a hartarse: los feligreses de una parroquia siciliana se encaran con el arzobispo de Palermo por suspender 'a divinis' a su párroco por negarse a dar Comuniones sacrílegas a los adúlteros y otros pecadores no arrepentidos

Hace tres meses y medio traje a este blog el caso del sacerdote "misericordiado" por el vergonzoso arzobispo de Palermo, Corrado Lorefice, más conocido como "el obispo en bicicleta" (ver aquí).

Pues hace tan sólo dos semanas, Marco Tosatti también se hizo eco del caso (ver aquí), añadiendo la reacción de la feligresía de este sacerdote suspendido a divinis, el P. Alessandro Minutella, por enseñar el Magisterio de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia, además de negarse a dar la Comunión de forma sacrílega a los adúlteros y otros pecadores no arrepentidos.

El consejo parroquial, en nombre de todos los feligreses, ha escrito una carta -que he traducido al español y transcribo más abajo- a Corrado Lorefice, quien, entre otras cosas, ha relevado de sus funciones al P. Minutella -prohibiéndole oficiar la Santa Misa, administrar los sacramentos y predicar-, expresándole su contrariedad e informándole de que no van a aceptar a ningún otro párroco. Asimismo, han solicitado al arzobispo que vaya a su parroquia a explicar las razones de su decisión, pidiendo al P. Minutella que no se vaya.

Los fieles se quejan del régimen autoritario instalado en la archidiócesis y denuncian que "hay otros sacerdotes problemáticos en Palermo -pero en sentido 'hiper-progresista' y 'gay friendly'- y en Italia, pero que sin embargo gozan de la complacencia de los eclesiásticos". Por el contrario, para el párroco de San Juan Bosco, suspensiones y anatemas, ha sido rápidamente fulminado.

Pero la cosa no acaba aquí: el P. Leonardo Ricotta, sacerdote en la misma parroquia de San Juan Bosco, también ha sido víctima acreedor de la "misericordia" del arzobispo Lorefice, que le ha ordenado dejar de impartir las catequesis del sábado por la tarde a través del canal de Facebook "Radio Domina Nostra", y abstenerse de dar conferencias y hacer declaraciones de cualquier tipo.

Esta es la carta enviada al arzobispo Lorefice por el consejo parroquial de la iglesia de San Juan Bosco, en nombre de todos los feligreses:

A Su Excelencia
Corrado Lorefice
Arzobispo Metropolitano de Palermo

En nombre de todos los parroquianos expresamos nuestra cercanía, nuestro afecto y nuestra solidaridad al párroco que durante varios años nos ha querido intensamente, educándonos en la fe, guiándonos espiritualmente y gastando su propia vida, minuto a minuto, por el bien de las almas de esta parroquia.

El decreto de remoción de su oficio de párroco dado a conocer a nosotros hoy, nos deja más que nunca desconcertados, asombrados, incluso sorprendidos. Este es un momento de gran sufrimiento para nosotros como parroquianos, el de ver cómo se suspende de forma forzosa a nuestro queridísimo párroco y padre, don Alessandro Minutella. Sin este sacerdote guiando nuestras almas nos sentimos verdaderamente perdidos y abandonados de nuestro obispo. ¡Estamos como ovejas sin pastor! Vuestra Excelencia no se ha dignado a aceptar nuestra invitación de venir a nuestra parroquia. Nos preguntamos, por tanto, ¿qué problema tiene contra nosotros -los parroquianos- que buscamos vivir nuestra fe, esperanza y caridad en Cristo bajo la guía de este humilde, celoso e infatigable pastor de almas, como es el padre Alessandro?

Este decreto de remoción de la parroquia nos resulta falto de fundamento, en cuanto no encontramos ninguna cosa equivocada o erróneo en la enseñanza y en el ministerio sacerdotal de don Alessandro. Por lo tanto, este decreto nos empuja, con razón, a creer que los motivos son otros y le pedimos que usted, Vuestra Excelencia, debe venir a explicárnoslo en persona. En espíritu de respeto y obediencia a Su persona, como Obispo de Palermo, sentimos la urgente necesidad de instarle directamente a usted, invitándole una vez más: que venga personalmente a hablarnos como parroquianos y a explicarnos el motivo por el cual echa a nuestro párroco, que por otra parte consideramos esta remoción como un problema personal contra Don Minutella, motivado incluso por antipatía personal y por las calumnias difundidas por parte de algunos hermanos sacerdotes envidiosos y molestos por el ministerio fecundo, sólido y consistente de nuestro querido párroco, don Alessandro. Este es nuestro sacerdote, le reconocemos como el único, valiente y dispuesto a combatir, defender, promover y propagar la verdadera doctrina de la Iglesia Católica en un momento en el que se está extendiendo la sensación de confusión ydesconcierto entre los fieles.

Excelencia, Le hacemos saber, de manera inequívoca, que no acogeremos de buen grado a ningún otro párroco sin que usted venga a darnos explicaciones. Esta petición, o sea, la invitación a que venir a nuestra parroquia surge del deseo unánime de los feligreses que en este momento se sienten a merced de la pérdida y el abandono por parte del Pastor de la Diócesis. En el contexto de dicha visita, tendrá, Excelencia, que darnos a conocer el eventual nombramiento de otro párroco como guía de nuestras almas. De lo contrario, como se ha mencionado anteriormente, no aceptaremos de buen grado que otro sacerdote venga a tomar posesión de la parroquia. Nosotros, como comunidad cristiana, asumimos plenamente la responsabilidad de nuestra elección, desobedeciendo los consejos de don Alessandro Minutella que nos ha querido llamar a la calma. ¡Lo que aquí está en juego es el bien de nuestras almas! A nuestro juicio -pobres almas- tampoco es respetuoso ver humillar, maltratar e infligir tan dura condena a nuestro párroco que se ha dedicado sin reservas al servicio de nuestra comunidad. Le pedimos, Excelencia, que nos muestre un mínimo de respeto y afecto, acogiendo nuestra invitación y dignándose a visitar nuestra parroquia.

Sin conocer ni recibir una explicación de los posibles motivos, nosotros los feligreses vamos a seguir considerando a don Alessandro como nuestro pastor. Este párroco, nuestro párroco, es un hombre de Dios y siempre ha estado con nosotros cuando todos nos han abandonado, incluso el Obispo.

No vamos a permitir el establecimiento de un nuevo pastor, porque el nuestro lo es legítimamente y es fiel al Magisterio bimilenario de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Sólo aceptando lo que le pedimos, demostrará su respeto y atención hacia nuestra parroquia.

Al mismo tiempo nos dirigimos a usted, don Alessandro, a menos que usted no quiera abandonarnos como el Obispo, y le pedimos que no nos deje solos, perdidos en este momento, hasta que el Obispo justifique Su decisión de remoción y condena hacia su persona sacerdotal, que nosotros los feligreses -podemos dar fe- nunca hemos visto tratar como un "hijo". En los últimos años le hemos reconocido, don Alessandro, como un pastor, un padre, que nos quiere y ha guiado con todo su corazón. Si ahora nos deja, estaremos abandonados y totalmente perdidos. ¡No nos deje! Quédese aquí hasta que el Obispo nos explique los motivos. Y a usted, Excelencia, le recordamos Su seguridad, dirigida a un miembro del Consejo Pastoral que le preguntó si don Alessandro era herético o desobediente. Bueno, usted le contestó que no. Y frente a la obediencia de nuestro párroco, ¿querrá Usted condenarle nuevamente y arrebatárselo a sus feligreses?

Seguimos horrorizados por su decisión, y seguimos preguntándonos cúal es el grave error cometido por nuestro párroco para ser removido, de hoy para mañana, de la parroquia. Se nos ha respondido que el Obispo ha escrito en el decreto que don Alessandro hace afirmaciones graves contra el Romano Pontífice con un rechazo sustancial de la doctrina y Magisterio propuesto por él. Le preguntamos, Monseñor Corrado, ¿qué Magisterio? Porque, si se refiere -como realmente creemos- a la cuestión de la Comunión a los divorciados recasados, a pesar de que el obispo Corrado Lorefice junto con algunos de Sicilia es el primero en Italia que dará la Comunión a los divorciados recasados, sabemos que el Papa no sólo no se ha pronunciado abiertamente aún, sino que hay eminentes Cardenales de todo el mundo, incluso Conferencias Episcopales enteras -como la polaca- que han dicho que nunca se podrá dar la Comunión a los divorciados recasados. Recordemos también las declaraciones del Cardenal Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha confirmado el Magisterio contenido en la Familiaris Consortio. Es su grave deber venir a explicarnos si el Magisterio predecente a Francisco debe considerarse desautorizado [o derogado, o puesto en entredicho].

Además, si el problema está relacionado con la interpretación de Amoris Laetitia, antes de ser de don Alessandro, el problema es nuestro como fieles, hoy más que nunca confundidos y desconcertados por la postura adoptada por este nuevo Magisterio de la Iglesia universal y de un gran parte de la Iglesia que, a pesar de ser etiquetados como fariseos de corazón duro e hipócritas fundamentalistas católicos, tiene todo el derecho a obtener respuestas, no condenas.

La confusión suscitada por la Exhortación Postsinodal "Amoris Laetitia" ha sido planteada por diversas autoridades eclesiásticas en el mundo, también por ilustres cardenales de la Iglesia católica, y está a la vista de todo el mundo. Tal vez el error de nuestro querido párroco es el de ser un pobre Cristo que dice la verdad, sin las vergonzosas componendas de gran parte de la jerarquía.

¿Por qué, entonces, tomarla con este simple y humilde sacerdote que simplemente busca conducir a sus ovejas por el camino de la verdad y de la sana doctrina del Magisterio perenne de la Iglesia? Su decreto de remoción, además de aumentar nuestro dolor, verdaderamente nos deja totamente perdidos y humillados. Y que no es una cuestión personal que afecte a la moral o la doctrina o incluso la leal gestión pastoral de la parroquia por parte de Don Alessandro lo demuestra el inmediato impacto mediático de la cuestión. Ahora toda Italia sigue este asunto con atención. En realidad no sólo está en juego el futuro de Don Alessandro o de la parroquia, sino de la misma Iglesia Católica.

Que usted se digne aceptar nuestra invitación si verdaderamente está en Su corazón el bien de nuestras almas. Por ahora, mantenemos aquí a nuestro párroco, don Alessandro Minutella, que continúa guiándonos, enseñándonos y santificarnos como siempre. Se le hace por ser claramente un símbolo profético de lo que comporta hoy defender el Magisterio de la familia según el Evangelio.

Seguimos adelante con María y Jesús.

Palermo, 26 junio 2017

El Consejo Pastoral, en nombre de los feligreses.

[TRADUCCIÓN: CATHOLICVS]

martes, 11 de julio de 2017

Santa Misa Tridentina cantada por un Franciscano por el X Aniversario de Summorum Pontificum en el santuario de la Virgen de Araceli, en Lucena, Córdoba (España)

Estas imágenes fueron tomadas el pasado viernes 7 de julio, durante la Santa Misa Tridentina, cantada, oficiada a las 20:00 horas por el P. Joaquín Pacheco Galán, O.F.M., guardián del convento de PP. Franciscanos de Lucena, en el altar mayor del santuario de Nuestra Señora de Araceli, en Lucena, Córdoba (España), en conmemoración y acción de gracias por el X Aniversario de la promulgación del motu proprio "Summorum Pontificum", de S. S. Benedicto PP. XVI. Asistió en coro Monseñor Alberto José González Chaves, Delegado Diocesano para la Vida Consagrada.

Fue celebrada como votiva la Misa propia de la Santísima Virgen de Araceli, concluyéndose la ceremonia con el canto de la Salve y el himno que, con motivo de la coronación de la misma Virgen de Araceli en 1948, compusieron D. José María Pemán y D. Luis de Aramburu. Tras el Santo Sacrificio, los presentes visitaron el camarín que guarda la imagen de la Patrona de Lucena y otras dependencias del Santuario. Fotos: D. Antonio Varo Pineda. Asociación «Una Voce Córdoba».

domingo, 9 de julio de 2017

Otro escándalo entre los colaboradores de Francisco: monseñor Luigi Capozzi, secretario del Cardenal Coccopalmerio, arrestado durante una orgía homosexual con abundante cocaína en el antiguo Palacio del Santo Oficio junto a la Basílica de San Pedro del Vaticano

Aunque algunos medios lo anticiparon días antes, el pasado miércoles 5 de julio, LifeSiteNews publicó un artículo en el que se ofrecían detalles de un nuevo escándalo sexual en el Vaticano. Escándalo homosexual, para ser exactos. Y con drogas de por medio.

Se trata del arresto por la policía vaticana de monseñor Luigi Capozzi (foto de la izquierda), de 49 años, secretario del funesto cardenal Francesco Coccopalmerio (foto central), de casi 80 años -los cumplirá en menos de 10 meses-, presidente del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos, estrecho colaborador y ferviente partidario de Francisco (foto de la derecha), quien no parece tener ninguna prisa en jubilarle, como sí ha hecho con otros prelados alejados de sus preferencias socio-políticas y que no comparten su "curiosa" visión de la Iglesia, al llegar a los 75 años; o el caso del Cardenal Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de 69 años -10 años menos que Coccopalmerio-, a quien Francisco comunicó que no le renovaba en el cargo durante una audiencia de 1 minuto, según ha revelado el propio Cardenal Müller.
En el Vaticano de la "transparencia" impulsada por Francisco -en la foto, durante una reunión con el personal del dicasterio presidido por Coccopalmerio, a quien vemos junto a él;  Luigi Capozzi es el tercero por la izquierda-, la opacidad ha sido total, ocultándose este escándalo, ocurrido hace varios meses, que han sacado a la luz los medios de comunicación italianos.

La detención por la gendarmería vaticana de monseñor Luigi Capozzi, calificado por los medios locales como "ferviente partidario del Papa Francisco", se produjo durante una orgía homosexual en la que la cocaína corría abundantemente, organizada por él en el antiguo Palacio del Santo Oficio, justo al lado de la Basílica de San Pedro, después de que los inquilinos del edificio -que actualmente ocupan eclesiásticos de alto rango, incluyendo prefectos, presidentes y secretarios de la Curia Romana- denunciaran las continuas entradas y salidas nocturnas del edificio por parte de visitantes ajenos al mismo.
Capozzi (en la imagen sobre estas líneas), que en la página web de perfiles profesionales LinkedIn se autodenomina "experto en derecho canónico y teología dogmática", logró evadir las sospechas de la policía italiana mediante el uso de un automóvil de lujo BMW con matrícula de la Santa Sede, lo que le hizo prácticamente inmune a detenciones y búsquedas. Este privilegio, generalmente reservado a los prelados de alto rango, le permitió transportar cocaína para sus frecuentes orgías homosexuales sin ser detenido por la policía italiana.

El servicio de noticias italiano Il Fato Quotidiano informó de que la entrada independiente al edificio (foto bajo estas líneas) desde fuera de los muros de la Ciudad del Vaticano la hizo "perfecta" para esta actividad clandestina: "Su entrada principal, de hecho, da directamente a la plaza del Santo Oficio, que ya es territorio italiano y está fuera del control de la Guardia Suiza y de la Gendarmería. Cualquier persona, de día o de noche, puede entrar libremente en el Vaticano por esta entrada sin ser sometido a ninguna inspección y sin, por supuesto, ser registrado. Un lugar perfecto para disfrutar de los privilegios de la extraterritorialidad, pero sin tener que someterse ni a las inspecciones del Estado italiano, ni a las de la Ciudad del Vaticano".
En el momento de la detención, Capozzi estaba, presuntamente, tan "colocado" de cocaína que tuvo que ser hospitalizado para desintoxicarle durante una breve estancia en la clínica Pío XI de Roma. Actualmente se encuentra en un "retiro espiritual" en un monasterio italiano no revelado, según informó la prensa italiana.

"Uno cree que está soñando: de la manera más deplorable, la Roma de hoy parece haber caído más bajo que la Roma de los Borgia", informó Riposte Catholique.

El arresto de Capozzi llega justo en el momento en que éste estaba a punto de ser nombrado obispo por recomendación de su superior, el cardenal Francesco Coccopalmerio.
De derecha a izquierda: Francesco Coccopalmerio, Aldo Aldi, Carlo Maietto, Vittorio Liberti y Luigi Capozzi, en una foto de 2011.
El hecho de que fuera el secretario de confianza de Coccopalmerio quien estaba detrás de las orgías hace que las pasadas declaraciones del Cardenal sobre los "elementos positivos" de las parejas homosexuales adquieran un significado especial.

Michael Hichborn, presidente del Instituto Lepanto, con sede en Estados Unidos, ha dicho que sospecha que Coccopalmerio tenía conocimiento de las orgías: "Dado el control y el chismorreo que existe en el Vaticano, es improbable que el cardenal Coccopalmerio ignorara las repugnantes actividades de Mons. Capozzi. De hecho, cuando consideramos el documento de 300 páginas sobre el lobby homosexual que fue entregado al Papa Benedicto XVI justo antes de su renuncia, lo más probable es que muchos de los que trabajan en el Vaticano fueran plenamente conscientes de lo que Capozzi estaba haciendo, y que esas actividades también tienen lugar entre otros clérigos", agregó.

LifeSiteNews se ha puesto en contacto con la Oficina de Prensa de la Santa Sede para comentar sobre la orgía homosexual llevada a cabo dentro de un edificio del Vaticano por un prelado de alto rango, pero no ha recibido ninguna respuesta.

Hichborn señaló que la orgía homosexual realizada justo al lado de la Basílica de San Pedro revela una "apostasía masiva" que actualmente se está produciendo en los puestos más altos de la Iglesia Católica: "El actual Vaticano es la zona cero de una apostasía masiva que se está produciendo justo ahora en la Iglesia Católica", dijo a LifeSiteNews.
Es interesante el hecho de que, a pesar de que la detención de Capozzi se produjo hace meses, sigue figurando como miembro activo del personal en el sitio web del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos, como se observa en la captura de pantalla sobre estas líneas, realizada justo hoy, domingo 9 de julio de 2017.

Hichborn resaltó que los enemigos de la Iglesia ahora tratan de destruirla desde dentro: "Sabemos que los comunistas y los homosexuales fueron específicamente reclutados desde los años veinte para infiltrarse en los seminarios. Fue un esfuerzo concertado para destruir la Iglesia desde dentro. Lo que estamos viendo es la culminación de casi cien años de ese esfuerzo que se está desarrollando", dijo.
Luigi Capozzi, visiblemente desmejorado pese al maquillaje que lleva en el rostro, junto al cardenal Coccopalmerio durante la misa celebrada en la iglesia de Santa Ana del Vaticano, el pasado Miércoles de Ceniza de 2017.
Hichborn advierte de que los fieles católicos no deben abandonar a su Madre, la Iglesia, frente a tal maldad: "En tiempos como éstos, muchos estarán profundamente escandalizados y tentados a abandonar la Iglesia, pero es imperativo que los católicos recuerden que la Santa Madre Iglesia es completamente inocente, a pesar de las terribles cosas hechas por los hombres que la representan. Lo que estaba haciendo Capozzi al ser detenido es absolutamente vil, pero su crimen lo fue tanto contra la Iglesia a la que dice servir, como contra los fieles afectados por sus acciones", dijo. "Pero si recordamos que nuestra Fe tuvo sus comienzos en la Muerte de Nuestro Señor, entonces podemos esperar la Gloria que sigue a la Pasión de Su Esposa Mística, la Santa Madre Iglesia", agregó.

viernes, 7 de julio de 2017

Hoy, 7 de julio, se cumple el X Aniversario de la promulgación de la Carta Apostólica en forma de motu proprio "Summorum Pontificum", de S. S. Benedicto XVI

Hoy, 7 de julio de 2017, se cumplen 10 años desde la promulgación de la Carta Apostólica en forma de motu proprio "Summorum Pontificum" (De los Sumos Pontífices), sobre la Liturgia romana anterior a la reforma de 1970, de S. S. Benedicto PP. XVI.

Dicha Carta Apostólica facilitó el uso en la Iglesia de Rito Latino de los Libros Litúrgicos anteriores a la reforma de 1969, y en especial del Missale Romanum de San Pío PP. V, que nunca fue abrogado -como recuerda este documento-, en su última edición, la de San Juan XXIII de 1962, en lugar del Misal Romano de Pablo VI.

El motu proprio fue promulgado y publicado el 7 de julio de 2007 junto a una carta dirigida a todos los obispos del mundo, en la que el Papa explicaba las razones que motivaron la publicación de dicho documento. Su entrada en vigor se fijó para el 14 de septiembre siguiente, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Antes de la publicación en 2011 de la Instrucción "Universae Ecclesiae" sobre la aplicación del motu proprio "Summorum Pontificum", la versión definitiva de esta Carta Apostólica fue la publicada en 2008, con algunas correcciónes (ver aquí), en la publicación oficial de la Santa Sede Acta Apostolicae Sedis, por lo que será ésta la versión vinculante del documento.

Sin duda, este documento ha sido uno de los más importantes en la Iglesia en los últimos tiempos, y los católicos debemos eterno agradecimiento a S. S. Benedicto XVI por haberlo promulgado, ya que ha dado buenísimos frutos, de los que este blog ha sido testigo a lo largo de la última década.

OREMVS

OREMVS PRO PONTIFICE EMERITO BENEDICTO DOMINVS CONSERVET EVM ET VIVIFICET EVM ET BEATVM FACIAT EVM IN TERRA ET NON TRADAT EVM IN ANIMAM INIMICORVM EIVS AMEN


Oremos

Oremos por el Pontífice emérito Benedicto: el Señor lo conserve y lo guarde, y le dé larga vida, y lo haga dichoso en la tierra, y no lo entregue en manos de sus enemigos. Amén.


miércoles, 5 de julio de 2017

Ha fallecido el Cardenal Meisner, uno de los cuatro Cardenales que presentaron a Francisco las "dubia" sobre "Amoris laetitia"

S. E. R. Joachim S.R.E. Card. Meisner (25-12-1933/+05-07-2017), Arzobispo emérito de Colonia (Alemania), y uno de los cuatro cardenales que presentaron las "dubia" sobre "Amoris laetitia" a Francisco, falleció anoche, ya 5 de julio, mientras dormía, a la edad de 83 años, según ha comunicado la Archidiócesis de Colonia (ver aquí). Estaba pasando las vacaciones en Bad Fussing, en el distrito de Passau, Baviera (Alemania).

Durante esta mañana, desde las 9:10 hasta las 9:25 horas, las campana de la catedral de Colonia han doblado a muerto.

La Archidiócesis de Colonia invita a todos los fieles a asistir a su funeral, que tendrá lugar hoy mismo a las 18:30 horas en la catedral, oficiado por el Arzobispo Rainer Maria S.R.E. Card. Woelki.

Que Dios lo tenga en su seno. Descanse en paz este siervo fiel.

REQUIEM AETERNAM DONA EI DOMINE ET LVX PERPETVA LVCEAT EI REQUIESCAT IN PACE AMEN

DALE Señor, el descanso eterno, y que la luz perpetua le ilumine. Descanse en paz. Amén.

martes, 4 de julio de 2017

El Cardenal Burke confiere el sacramento del Orden Sacerdotal en el Rito Romano tradicional y oficia la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical en la fiesta de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo en Baviera, Alemania (Reportaje y fotos)

Hace tres días, el pasado sábado 1 de julio, fiesta de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, S. E. R. Rymond Leo S.R.E. Card. Burke, ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica y actual Patrón -sin funciones- de la ex Soberana Orden de Malta, confirió el sacramento del Orden Sacerdotal, en el Rito Romano tradicional, a siete diáconos de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro y ofició la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical, en la iglesia parroquial de Lindenberg, cerca del seminario de Wigratzbad, Baviera (Alemania), ceremonia a la que pertenecen estas imágenes.

Fue asistido por el Rev. P. John Berg, Fssp, Superior General de la FSSP y por los PP. Paul-Joseph y Gerstle, Superiores de los distritos de Francia y Alemania, respectivamente. El diácono de la ceremonia fue el P. Arnaud Evrat, Secretario General de la FSSP y el subdiácono fue el P. Sébastien Dufour.

Además de la gran cantidad de fieles que asistieron a la ceremonia, como se observa en una de las imágenes, más de 80 sacerdotes impusieron las manos sobre los ordenandos. Entre ellos estaban el rector del seminario de Wigratzbad, el P. Patrick de Fay, Fssp, que este año celebra 30 años de sacerdocio; y también el P. Josef Bisig, Fssp, rector del seminario de la FSSP en Denton, y que celebró 40 años de sacerdocio.

Los siete nuevos sacerdotes son:

- P. Laurent Déjean, Fssp (francés, 35 años)
- P. Thibault Desjars de Keranrouë, Fssp (francés, 30 años)
- P. Jakub Kaminski, Fssp (polaco, 31 años)
- P. Edouard Laurant, Fssp (francés, 26 años)
- P. Henri Lefer, Fssp (francés, 26 años)
- P. Štěpán Šrubař, Fssp (checo, 26 años)
- P. Roland Weiß, Fssp (alemán, 30 años)

Tras esta ceremonia, el seminario de Wigratzbad permanecerá cerrado durante el verano, y los seminaristas pasarán un mes de apostolado, por lo general sirviendo en las colonias y campamentos de verano de niños y jóvenes de la FSSP. Seminario de San Pedro - Wigratzbad.