lunes, 26 de diciembre de 2011

Recuerdo a los mártires de Navidad en Nigeria, en la festividad de San Esteban, primer mártir cristiano


En la festividad de San Esteban, protomártir cristiano, mi recuerdo y oración por las víctimas de los brutales asesinatos cometidos ayer en Nigeria contra fieles católicos, decenas de los cuales han muerto mártires por Odium Fidei (odio a la fe) y muchos aún están desaparecidos.

La secta islamista Boko Haram -que significa "La educación no islámica es pecado"- asesinó ayer, día de Navidad, a muchísimas personas que habían asistido a la Santa Misa en varias localidades de Nigeria. Este grupo terrorista mata para lograr instaurar un Estado regido por la ley Sharia en el norte de Nigeria, de mayoría musulmana.

En Madalla, ciudad cercana a la capital Abuya, se han encontrado 35 cadáveres tras el ataque contra la iglesia de Santa Teresa. Algunos feligreses afirman que hay decenas de fieles aún desaparecidos. Horas después hubo un nuevo ataque en otra iglesia en Jos, capital del Estado de Platau, donde al menos un policía fue asesinado al intentar detener a cuatro hombres armados que pretendían volar la iglesia de la Montaña de Fuego y Milagros de esta localidad. Otras tras tres bombas explotaron en las ciudades de Damaturu y Gaidam, ambas en el Estado de Yobe, matando al menos a tres personas, aunque aún se desconoce el alcance de la segunda explosión registrada en Damaturu, así como el saldo de víctimas del ataque en la ciudad de Gaidam dirigido contra fieles católicos.

Como hizo San Esteban, primer mártir cristiano, que oraba por sus verdugos diciendo: "Señor, no les tomes en cuenta este pecado" -lo cual no le impidió tacharles previamente de deicidas, porque lo eran-, así nosotros también pedimos a Dios que perdone a estos asesinos impíos, al mismo tiempo que pedimos a las autoridades civiles que hagan todo lo necesario para impedir que los asesinos vuelvan a cometer más crímenes contra inocentes. Y también por los fallecidos, víctimas del odio a Cristo y a la Iglesia Católica por Él fundada:


OREMVS

REQVIEM AETERNAM DONA EIS DOMINE ET LVX PERPETVA LVCEAT EIS REQVIESCANT IN PACE AMEN

DA NOBIS QVAESVMVS DOMINE IMITARI QVOD COLIMVS VT DISCAMVS ET INIMICOS DILIGERE QVIA EIVS NATALITIA CELEBRAMVS QVI NOVIT ETIAM PRO PERSECVTORIBVS EXORARE DOMINVM NOSTRVM IESVM CHRISTVM FILIVM TVVM QVI TECVM VIVIT ET REGNAT... AMEN

Oremos

DALES, Señor, el descanso eterno, y que la luz perpetua les ilumine. Descansen en paz. Amén.

DANOS, Señor, la gracia de imitar lo que veneramos, para que aprendamos a amar a nuestros enemigos: pues celebramos el tránsito de Aquel que por sus mismos perseguidores rogó a Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo. Que contigo vive y reina... Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada