domingo, 30 de octubre de 2016

La iglesia de San Benito de Nursia destruida tras otro terremoto la víspera de la conmemoración del 500 aniversario de la ruptura de la Iglesia a la que asistirá el Papa Francisco

Estas imágenes muestran la completa destrucción de la Basílica de San Benito en Nursia (Italia), construida en el siglo XIII sobre el lugar que, según la tradición, ocupaba la casa natal de San Benito y Santa Escolástica, y ampliada en 1570, tras un nuevo terremoto de magnitud 6,5 en la escala de Richter acaecido hacia las 7:40 horas de esta misma mañana cerca de dicha localidad -el epicentro del seísmo se ha registrado a tan sólo 5 kilómetros y medio de esta ciudad de la región de Umbría-, según han informado los propios Monjes de Nursia. Los daños, además, han sido importantes y generalizados en toda la ciudad, afectando a los antiguos muros que la rodean, cuyas paredes ya habían sido dañadas por el terremoto anterior, acontecido a finales del pasado mes de agosto: ahora presentan grandes grietas y algunas torres han caído, como también lo ha hecho el campanario y techumbre de la basílica de San Benito, corazón histórico y religioso de la ciudad, del que apenas se estaban recuperando los monjes benedictinos (ver aquí), como puede apreciarse en la primera y segunda foto, que muestran el antes y después.

Este desgraciado desastre, que se produce justo en la solemnidad de Cristo Rey y tan sólo un día antes de que el Papa Francisco acuda a la ciudad de Lund (Suecia), a "conmemorar" el 500º aniversario de la herejía y cisma perpetrado por el monje agustino apóstata Martín Lutero -la mal llamada "reforma" protestante- y a participar en la ceremonia "ecuménica" conjunta con la Federación Luterana Mundial, recuerda otros dos fenómenos naturales acaecidos en los últimos tiempos: la espectacular caída de un tremento rayo sobre la cúpula de la Basílica de San Pedro (cuarta fotografía de esta entrada) el pasado 11 de febrero de 2013, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, cuando S. S. Benedicto XVI anunció su renuncia; fenómeno que volvió a repetirse el pasado viernes 7 de octubre de 2016, fiesta de Nuestra Señora del Rosario, a las 9:20 horas, dos días antes de que Francisco anunciara la lista de nuevos cardenales que va a crear.

¿Coincidencias o avisos del Cielo? Cada uno puede pensar lo que quiera, pero lo que es indiscutible es que dichos fenómenos y acontecimientos se han producido.

No deja de ser significativo que la iglesia de San Benito de Nursia, el monje que es patrón de Europa -esto es, de la Cristiandad, tal y como se consideraba y denominaba antes-, haya sido destruida en vísperas de la celebración, en la que participará por primera vez un Papa, de los 500 años transcurridos desde la ruptura de la Iglesia por parte de otro monje: el ya mencionado heresiarca Martín Lutero.

6 comentarios :

  1. Hermano, permíteme precisar un dato acerca de "11 de febrero de 2013, festividad de Nuestra Señora de Lourdes -que en realidad es Nuestra Señora del Rosario-": en los misales antiguos esta festividad se llamaba "Aparición de la Inmaculada Virgen María", precisamente porque la Virgen le dijo a Santa Bernardita Soubirous "Yo soy la Inmaculada Concepción".

    Gracias.

    PD. Nada sucede por casualidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario, Jorge:

      Tiene toda la razón. Ha sido un lapsus, pues estaba pensando en la aparición de Nuestra Señora de Fátima, que sí es la advocación del Rosario, pero que se celebra tres meses después. Muchas gracias, de nuevo, por su corrección. Ya lo he modificado en el texto de esta entrada.

      Un cordial saludo, en Cristo,

      CATHOLICVS

      Eliminar
  2. Yo no niego de que pueda ser una señal del Cielo, pero creo que, si Dios quisiera enviar una señal clara, el terremoto habría ocurrido en Roma o en Lund.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, el temblor provocado por este terremoto se ha sentido en el mismo Vaticano...

      Eliminar
  3. Son demasiadas coincidencias se dice que la tercera carta de la Virgen de Fátima describe todo lo que está pasando y lo que va a pasar suena muy apocalíptico pero vienen cosas peores. Solo me pregunto si Benedicto XVI estará arrepentido de su inesperada renuncia.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. También se derrumbó la Catedral de Santa María "Argentea".

    ResponderEliminar