domingo, 15 de abril de 2012

Domenica in Albis (Domingo de Quasimodo)

Hoy se celebra el Domingo in Albis, 1º después de Pascua, también llamado "de Quasimodo". Quiere la Iglesia que los neófitos sean fieles al juramento del bautismo, y conserven la inocencia que han recibido. Por eso los congrega hoy en la iglesia de San Pancracio (de Roma), niño que a los catorce años de edad selló su inocencia con el martirio, y es abogado de la fidelidad al juramento. (+ 304).

Quasimodo geniti infantes... Cual niños recién nacidos... Estas son las primeras palabras del Introito, tomadas de la Epístola de ayer, y por las cuales se llama también este domingo de Quasimodo. Llámase también in albis (depositis) y post albas, o sea "después de dejadas" por los neófitos "las blancas vestiduras".

Nuestra fe en la divinidad de Cristo es vencedora del mundo. Testigos de la divinidad de Cristo son, en el Cielo, el Padre y el Espíritu Santo; y en la tierra, el agua del Jordán, donde el Padre le proclama su Hijo; el Espíritu, que desciende sobre Él visiblemente, y la sangre redentora, que hace exclamar al Centurión: ¡Verdaderamente, éste era el Hijo de Dios! ¡Creamos, pues, en Cristo con fe viva e inquebrantable (Epíst.).

En la noche de la Resurrección aparecióse Cristo a los Apóstoles y les comunicó poder para perdonar los pecados. No estaba con ellos Tomás, que, al saberlo, rechazó el testimonio de los Apóstoles y dictó al mismo Cristo condiciones para creer. Hoy Jesús reaparece y accede a las condiciones del Apóstol incrédulo, el cual cae a los pies de Jesús exclamando: ¡Señor mío y Dios mío!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada