domingo, 18 de septiembre de 2016

Los Benedictinos de Nursia vuelven a oficiar la Santa Misa Tridentina en su monasterio destruido por el terremoto con la asistencia en coro de los abades de Le Barroux, Triors y Fontgombault

Después de tres semanas desde el trágico terremoto habido en Italia el pasado 23 de agosto, los monjes benedictinos de Nursia, cuyo monasterio resultó terriblemente dañado, han vuelto a oficiar la Santa Misa conventual dominical, en el Rito Romano tradicional, en una zona de excavaciones de unas antiguas ruinas romanas, comenzando con una Misa conmemorativa solemne, a la que asistieron múltiples amigos y fieles afectos a la liturgia tradicional, como se aprecia en la primera fotografía. Fue el domingo pasado, 11 de septiembre, cuando la Santa Misa se ofició en un altar portátil colocado delante de un fresco de la Santísima Virgen, San Juan y San Sebastián, proveniente de una antigua iglesia del cercano pueblo de Biselli, la cual se destruyó en otro terremoto acaecido en 1997. A la ceremonia asistieron en coro los tres abades franceses procedentes de Le Barroux, Triors y Fontgombault, que llegaron en peregrinación para llevar su apoyo a los monjes de Nursia tras el terremoto. Después de la Santa Misa realizaron una visita a las zonas del edificio que han quedado en ruinas, donde los abades conocieron a un curioso habitante del monasterio: Tertuliano, la tortuga que vive en el jardín, a la que vemos en la segunda fotografía en manos de Dom Louis-Marie de Geyer d'Orth, Abad de Le Barroux, y observada por Dom Jean Pateau, OSB, Abad de Fontgombault. Monjes de Nursia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada