martes, 17 de mayo de 2016

Otra nueva tiara papal que el Papa Francisco no llegará a usar

La fotografía que abre esta entrada muestra otra nueva tiara papal, donada en esta ocasión por el Presidente del Parlamento de Macedonia al Papa Francisco, que ha sido realizada a mano por unas religiosas ortodoxas utilizando perlas del lago Ohred, también en Macedonia. Hace cinco años publiqué una entrada del blog dando cuenta de la tiara papal de la que el empresario alemán Dieter Philippi hizo entrega a S. S. Benedicto XVI (ver aquí). En aquella ocasión expliqué que era improbable que el Papa llegase a usarla, fundamentalmente porque sus dos inmediatos predecesores -Juan Pablo I y Juan Pablo II- se habían negado a ser coronados y a usar tiara, además de que Benedicto XVI la había eliminado incluso de su escudo papal. Como ya expliqué, aunque San Juan Pablo II sí mantuvo la tiara en su escudo, cambió la legislación de la Iglesia, eliminando la coronación papal mediante la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis, promulgada el 22 de febrero de 1996, que establecía que "El Pontífice, después de la solemne ceremonia de inauguración del pontificado y dentro de un tiempo conveniente, tomará posesión de la Patriarcal Archibasílica Lateranense, según el rito establecido", frente a lo que estipulaba la Constitución Apostólica Romano Pontifici Eligendo, promulgada por Pablo VI -el último Papa coronado- el 1 de octubre de 1975, que decía: "Por fin, el Pontífice será coronado por el cardenal protodiácono y, dentro de un espacio conveniente de tiempo, tomará posesión de la patriarcal Basílica Lateranense, según el rito prescrito". Como en el caso del anterior Papa, no es probable que en esta ocasión el Papa Francisco llegue a usarla alguna vez, por los mismos motivos aducidos en el caso del Papa Benedicto XVI, que al igual que Francisco tampoco usó la tiara siquiera en su escudo papal, además de que el estilo personal del actual Pontífice tampoco se presta mucho al uso de emblemas y signos externos que muestren su autoridad, aunque no tenga ningún problema en ejercerla, como se ha visto desde el inicio del presente Pontificado. Foto publicada ayer por J. P. Sonnen.


3 comentarios :

  1. Si están viendo que detesta la sotana y le regalan una tiara. Perdón pero no puedo de la risa, de solo ver la cara de limón agrio que hace. Muy buena puntada por parte de los Masedonios . Me surge una pregunta ¿Qué pensará JMB de las liturgias Ortodoxas tan llenas de símbolos externos y ornamentos ricamente bordados con oro y piedras preciosas ? Puede ser que piense que unidas a Roma , podrá desmantelar sus liturgias como ha sucedido con algunas de las Iglesias Orientales Catolicas . Lo que es seguro es que eso no sucederá .

    ResponderEliminar
  2. La Iglesia Católica se ha volcado hacia los pobres desde el Concilio Vaticano II, y es voluntad del concilio que así sea, por tanto es voluntad del Espíritu Santo. Aunque no creo que el dejar la tiara de lado sea voluntad del Espíritu Santo del mismo modo que no creo que el Espíritu Santo hubiese impuesto la tiara, Pero los hombres que somos débiles sí necesitamos símbolos visibles de la Autoridad y preeminencia de las autoridades, Desde luego que el uso de la tiara tiene un significado histórico, pero quizá el costo de una ceremonia pomposa en la cual el protodiacono impone la tiara Papal al pontífice sea una de las causas por las cuales los últimos obispos de Roma se han rehusado a la misma tiara. Es un objeto tan significativo que el papa no puede simplemente colocársela así mismo aunque solo fuese para la fotografía o para agradecer el gesto de quienes se la elaboraron y se la dieron.

    Sin Embargo, con toda la nostalgia y Tristeza que me da el que en mi vida no pueda ver al Obispo de Roma vistiendo un elemento como la tiara, yo Respeto al Obispo de Roma porque es el sucesor de Pedro y Pablo. Le respeto porque firmemente creo que Dios obra en el mundo por medio de Su Iglesia y que la Iglesia Verdadera es la Católica Apostólica, yo me someto como oveja del Señor al pastor que él nombro como pastor nuestro en ausencia visible del Dueño del Rebaño.

    Viva el Papa.

    ResponderEliminar
  3. La Iglesia Católica se ha volcado hacia los pobres desde el Concilio Vaticano II, y es voluntad del concilio que así sea, por tanto es voluntad del Espíritu Santo. Aunque no creo que el dejar la tiara de lado sea voluntad del Espíritu Santo del mismo modo que no creo que el Espíritu Santo hubiese impuesto la tiara, Pero los hombres que somos débiles sí necesitamos símbolos visibles de la Autoridad y preeminencia de las autoridades, Desde luego que el uso de la tiara tiene un significado histórico, pero quizá el costo de una ceremonia pomposa en la cual el protodiacono impone la tiara Papal al pontífice sea una de las causas por las cuales los últimos obispos de Roma se han rehusado a la misma tiara. Es un objeto tan significativo que el papa no puede simplemente colocársela así mismo aunque solo fuese para la fotografía o para agradecer el gesto de quienes se la elaboraron y se la dieron.

    Sin Embargo, con toda la nostalgia y Tristeza que me da el que en mi vida no pueda ver al Obispo de Roma vistiendo un elemento como la tiara, yo Respeto al Obispo de Roma porque es el sucesor de Pedro y Pablo. Le respeto porque firmemente creo que Dios obra en el mundo por medio de Su Iglesia y que la Iglesia Verdadera es la Católica Apostólica, yo me someto como oveja del Señor al pastor que él nombro como pastor nuestro en ausencia visible del Dueño del Rebaño.

    Viva el Papa.

    ResponderEliminar