martes, 28 de febrero de 2017

Reportaje de la ceremonia de instalación de un párroco oficiada por el Arzobispo de Detroit, que asistió en el trono a la Santa Misa Tridentina en el Oratorio de San José de Detroit (EE.UU.)

Estas fotografías, tomadas el pasado 5 de febrero, V Domingo después de Epifanía, muestran la ceremonia de instalación del canónigo Michael Stein, ICRSS, como párroco del Oratorio de San José, oficiada por S. E. R. Mons. Allen Vigneron, Arzobispo de Detroit (EE.UU.), seguida de la solemne Santa Misa Tridentina, a la que Mons. Vigneron asistió en el trono. En la parte musical, para la ocasión se eligió la Missa Aeterna Christi Munera, de Palestrina.
La ceremonia muestra las principales obligaciones de un párroco: oficiar la Santa Misa y dar la Comunión, acercar a la gente a la iglesia, bautizar, absolver los pecados y predicar el Evangelio. Las fotografías que abren esta entrada muestran algunos de los diferentes momentos de los que consta:
  • Primero, el Arzobispo impone la estola al sacerdote en la entrada, seguido del canto del Veni Creator Spiritus.
  • Con el Evengelio en el regazo, el Arzobispo recibe la Profesión de Fe y el Juramento de Fidelidad del párroco.
  • Luego, lleva al canónigo Stein a abrir y cerrar el sagrario y tocar el copón.
  • El coro canta la antífona del Magnificat y las segundas Vísperas de la fiesta del patrón de la parroquia, San José, Esposo de la Santísima Virgen María, y el párroco canta la Colecta de la misma fiesta.
  • El Arzobispo conduce al párroco a tocar la campana de la sacristía -o, en su lugar, la campana de la iglesia-, a abrir y cerrar la puerta principal del templo, a destapar y tapar la pila bautismal y a meterse en el confesionario -en este caso, uno de los cuatro con los que cuenta el templo-.
  • Finalmente, el Arzobispo le invita a subir al púlpito. El canónigo Stein reflexionó brevemente sobre cómo la instalación muestra maravillosamente de dónde procede toda autoridad en la Iglesia: San Pedro la recibió del Señor, los obispos de los Apóstoles y el párroco del obispo.
  • Durante el Asperges, el Arzobispo bendice a los ministros antes de comenzar la Santa Misa, durante la cual el Sr. Arzobispo dio un sermón sobre la Epístola del día (Col 3, 12-17) y del Evangelio la parábola del trigo y la cizaña (Mt 13, 24-30).
Fotos: Oratorio de San José (Facebook).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada