viernes, 18 de marzo de 2016

Palabras del Cardenal Burke sobre la "profunda crisis" de la Iglesia postconciliar en línea con las recientemente pronunciadas por el Papa emérito Benedicto XVI

Anteayer, miércoles 16 de marzo, coincidiendo con la publicación de las declaraciónes del Papa emérito, S. S. Benedicto XVI, sobre la "profunda crisis" postconciliar, y en línea con las mismas, la página "L'homme nouveau" publicó las palabras de S. E. R. Raymond Leo S.R.E. Card. Burke, ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica y actual Patrón de la Soberana Orden de Malta, pronunciadas el pasado lunes 14 de marzo ante la prensa y amigos, durante la presentación de su libro "La Santa Eucaristía, sacramento del amor divino" en París (Francia). Bajo estas líneas puede leerse un extracto de su discurso durante la mencionada presentación (la traducción del francés y la negrita es mía):

El mayor regalo de Dios para mí, mi familia y toda la Iglesia es el Santo Sacrificio de la Misa y su fruto incomparable: el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo. De hecho, es el mismo Jesús que, sentado a la diestra de Dios Padre en el cielo, desciende para renovar el Sacrificio del Calvario en los altares de nuestras iglesias y capillas esparcidas en todas las regiones del mundo.

Esta maravilla del misterio eucarístico, el misterio de la fe, está íntimamente ligado con el acceso regular al Sacramento de la Penitencia.

La construcción de la iglesia, su mobiliario, el altar, los ornamentos sagrados, cálices, patenas, la custodia, los vasos sagrados, así como el canto gregoriano y la polifonía que se canta en las grandes fiestas del año, y además, los ritos litúrgicos mismos, se articulan con tal refinamiento, en una palabra, todo ésto junto hace que percibamos la realidad subyacente: el encuentro entre el cielo y la tierra que es la sustancia de la sagrada Liturgia.

Durante mis últimos años en la escuela y el comienzo en la universidad
[...] todo sufrió un cambio radical en mi país [...] Las iglesias fueron reformadas y las cosas más bellas removidas, especialmente los altares que, generalmente, en aquella remota región fueron importados de Europa o hechos por artesanos europeos. Se dejó de prestar atención a los manteles de altar, vasos sagrados y ornamentos, a la vez que el canto gregoriano y la polifonía sagrada fueron abandonados en favor de la música moderna, a menudo banal y mediocre. En América las traducciones de los textos litúrgicos al inglés utilizaban un lenguaje ordinario y poco profundo. Lo más llamativo fue el cambio radical en el rito de la Misa, que redujo su significado. Esta situación se vio agravada por la experimentación litúrgica aparentemente interminable, que a veces me daba la impresión de no haber asistido a Misa realmente.

Por desgracia, a pesar de la acción correctiva de la Santa Sede, en especial del Beato Papa Pablo VI y el Papa San Juan Pablo II, la situación se prolongó, al tiempo que se producía una pérdida drástica de la fe en la Eucaristía, así como una disminución sorprendente de la asistencia a la Misa dominical. Toda la destrucción de la belleza litúrgica se ha justificado en nombre del llamado "espíritu del Concilio Vaticano II", aunque en realidad estas cosas no tienen nada que ver con la verdadera reforma deseada por los Padres conciliares. En realidad, hubo una manifestación devastadora por una determinada interpretación del Concilio Vaticano II en la discontinuidad con la Tradición ininterrumpida de la doctrina y la disciplina de la Iglesia. El Papa Benedicto XVI describió este fenómeno en su saludo de Navidad de 2005 al Colegio Cardenalicio y la Curia romana.

Durante los dos últimos años de su Pontificado, el Papa San Juan Pablo II emprendió un intenso y profundo esfuerzo para corregir de manera integral los abusos litúrgicos y para restaurar la Sagrada Liturgia de acuerdo con a la intención de los Padres conciliares. El Papa Benedicto XVI continuó las reformas litúrgicas del Papa Juan Pablo II, que murió antes del Sínodo de los Obispos sobre la Eucaristía que había convocado para octubre de 2005. Las principales obras del santo Papa Juan Pablo II para esta reforma son: su Carta Encíclica "Ecclesia de Eucharistia", del Jueves Santo de 2003, y la Instrucción "Redemptionis Sacramentum" de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, de abril de 2004, ya anunciada por el Santo Padre en la encíclica. Las principales obras de Benedicto XVI son: la Exhortación Apostolica post-synodal "Sacramentum Caritatis", de febrero de 2007, seguida por la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio "Summorum Pontificum", de julio de 2007, con la Instrucción correspondiente de la Comisión Pontificia «Ecclesia Dei», de abril de 2011, sobre la aplicación del citado motu proprio.

Como obispo de La Crosse y Arzobispo de St. Louis, encontré en el Magisterio de los Papas San Juan Pablo II y Benedicto XVI una guía segura y una ayuda extraordinaria. Quise presentar cuidadosamente sus enseñanzas más importantes a los fieles confiados a mi cuidado pastoral. Perseguí este propósito a través del periódico diocesano, en el que comenté durante dos años el texto completo de la carta encíclica "Ecclesia de Eucharistia" y la post-sinodal "Sacramentum Caritatis". Entonces, animado por varios sacerdotes y otros fieles, revisé el texto de los artículos con la ayuda de mi secretaria Sor M. Regina y el P. Michael Houser. El resultado fue el volumen que se publica ahora traducido al francés.

Quiero concluir mi reflexión con la esperanza de que lo que he escrito, inspirado por la continuidad orgánica de la Sagrada Liturgia a lo largo de los siglos cristianos, pueda ayudar al lector a apreciar la bondad, la verdad y la belleza de la Sagrada Liturgia, como la acción de Cristo glorioso en medio de nosotros, y como el encuentro entre el Cielo y la Tierra. Y así que espero que la lectura del libro ayude al lector, de alguna manera, a comprender mejor a Nuestro Señor sacramentado y a amarle cada vez más ardientemente. Que la humilde adoración del misterio eucarístico, misterio de fe, nos inspire y fortalezca en nosotros una vida eucarística, una vida de amor puro y desinteresado al prójimo, especialmente al más necesitado. Que la santísima Virgen María, "Mujer eucarística" según las palabras de San Juan Pablo II, nos acerque a su Hijo en el Santo Sacrificio de la Misa para que, por su maternidad divina, le encontremos en su Presencia real en el Santísimo Sacramento y que siempre sigamos el consejo de su madre: "Haced todo lo que os diga" (Jn 2,5).

8 comentarios :

  1. Magnífico libro. ¿Hará caso de él la Jerarquía rebelde y modernista? Dios bendiga al Cardenal Burke y a nuestro Papa, aunque sea emérito.

    ResponderEliminar
  2. Súmese al desafío para una demostración de la veracidad de la Amoris Laetitia sólo necesita dar con un ejemplo concreto válido y demostrar que los argumentos del Papa son verdaderos. ¿Cómo una persona si tiene relaciones sexuales con otra casada no comete adulterio y no comete pecado? Se exige sólo un ejemplo concreto y detallado sin necesidad de mencionar nombres que todos podamos decir, “bueno cometió adulterio pero no es pecado”, el Papa puede participar de la prueba. Se trata de un comienzo de casuística que sea ejemplificadora. En los comentarios puede poner su ejemplo.

    ResponderEliminar
  3. El “viraje antropológico”
    Dice asimismo el cardenal Siri que De Lubac abre paso «al antropocentrismo fundamental (...) A
    una especie de monismo cósmico, a un idealismo antropocéntrico»19. Con todo, mientras Siri condena, con
    razón, el pensamiento de De Lubac como antropocentrismo panteísta, Juan Pablo II lo exalta diciendo que
    acaso sea el punto más importante del Vaticano II, el cual logró hacer coincidir teocentrismo y antropocentrismo
    (Dives in Misericordia, nº 1), lo que equivale a decir que Dios y el hombre son la misma cosa, el
    mismo punto central en torno al cual gira el mundo, igual que la circunferencia da vueltas en derredor de su
    centro: es el panteísmo o pancristismo de derivación teilhardiana.
    Así, pues, el viraje antropológico no es cosa sólo de Karl Rahner, Congar, Metz, Küng y Schillebeeckx20,
    es decir, de la corriente “progresista” de los peritos con ciliares -tributaria de la nouvelle théologie y
    cuyo órgano de expresión era la revista Concilium, sino, además, de los denominados teólogos “conservadores”
    de dicha nouvelle théologie (De Lubac, Daniélou, Balthasar, Chenu y Joseph Ratzinger) cuyo órgano de
    expresión ha sido la revista Communio. Esta corriente “conservadora” se halla representada hoy en Italia
    por el cardenal Angelo Scola, Monseñor Rino Fisichella y Monseñor Luigi Negri, cercanos al movimiento
    Comunión y Liberación, fundado por el sacerdote Luigi Giussani.
    De hecho, no se dan diferencias esenciales entre estas dos corrientes: su sustancia es el pancristismo,
    el antropocentrismo y la confusión entre la naturaleza y la gracia; mas, tocante al modo de expresar
    tales errores, hay una diferencia accidental entre ellas: un modo más radical en la primera, más pacato en la
    segunda.
    http://www.statveritas.com.ar/Libros/Precursores_y_peritos_del_Concilio.pdf

    ResponderEliminar
  4. ¡¡DISPOSICIONES TRANSITORIAS!!


    ..




    Sin embargo, según el Cardenal Ratzinger “no cabe un retorno al Syllabus, que pudo haber señalado la primera fase — pero no la última —del enfrentamiento con el liberalismo.”49 ¿Y cuál es esa “última fase” del enfrentamiento con el Liberalismo? Aparentemente, según la opinión del Cardenal Ratzinger, ¡es laaceptación, por parte de la Iglesia,de las mismas ideas que anteriormente condenó! Enfrentarse al Liberalismo por medio de la reconciliación con él, es una fórmula capciosa. El “enfrentamiento” de Ratzinger con el liberalismo no es otra cosa que una abyecta rendición.

    Además, según la opinión de Ratzinger, al presente no sólo se deben considerar obsoletas las condenaciones al Liberalismo contenidas en el Syllabus del Beato Papa Pío IX, sino también la doctrina antimodernista del Papa San Pío X en la Pascendi. En 1990 la Congregación para la Doctrina de la Fe divulgó una “Instrucción sobre la vocación eclesial del Teólogo”. Al explicarle la Instrucción a la Prensa, el Cardenal Ratzinger declaró que ciertas enseñanzas del Magisterio «no debían considerarse como la última palabra en un asunto como éste, sino más bien servían como una tentativa de captar el problema, y, sobre todo, como una expresión de prudencia pastoral, una especie de disposición transitoria»50 Como ejemplos de estas “disposiciones transitorias”, el Cardenal Ratzinger mencionó «las declaraciones de los Papas durante el último siglo acerca de la libertad religiosa, así como las decisiones antimodernistas de principios de este siglo…»51 — es decir, las enseñanzas antimodernistas de San Pío X en los primeros años del siglo XX

    https://eccechristianus.wordpress.com/2011/05/14/la-ultima-batalla-del-diablo/

    ResponderEliminar
  5. La jerarquía rebelde y modernista no salió de un repollo sino de la rehabilitación que hizo roncalli de los teólogos condenados por Pío XII y de la nouvelle theologie y el movimiento litúrgico desviado.

    ResponderEliminar
  6. ¡La Conquista de Francia está casi en su parte final!



    Alsacia
    67 - Bajo Rhin (43 mezquitas)
    68 - Alto Rhin (34 mezquitas)

    Aquitania
    24 - Dordogne (6 mezquitas)
    33 - Gironde (31 mezquitas)
    40 - Landas (2 mezquitas)
    47 - Lot y Garona (18 mezquitas)
    64 - Pirineos Atlánticos (5 mezquitas)

    Auvernia
    03 - Allier (13 mezquitas)
    15 - Cantal (2 mezquitas)
    43 - Alto Loire (3 mezquitas)
    63 - Puy-de-Dôme (27 mezquitas)

    Baja Normandía
    14 - Calvados (8 mezquitas)
    50 - La Mancha (7 mezquitas)
    61 - Orne (10 mezquitas)

    Borgoña
    21 - Costa de Oro (21 mezquitas)
    58 - Nievre (5 mezquitas)
    71 - Saône-et-Loire (21 mezquitas)
    89 - Yonne (17 mezquitas)

    Bretaña
    22 - Costas de Armor (3 mezquitas)
    29 - Finisterre (7 mezquitas)
    35 - Ille-et-Vilaine (10 mezquitas)
    56 - Morbihan (10 mezquitas)

    Centro
    18 - Cher (9 mezquitas)
    28 - Eure y Loir (17 mezquitas)
    36 - Indre (2 mezquitas)
    37 - Indre y Loire (9 mezquitas)
    41 - Loir y Cher (8 mezquitas)
    45 - Loiret (29 mezquitas)

    Champaña-Ardenas
    08 - Ardenas (11 mezquitas)
    10 - Aube (23 mezquitas)
    51 - Marne (22 mezquitas)
    52 - Alto Marne (12 mezquitas)

    Córcega
    2A - Córcega del Sur (8 mezquitas)
    2B - Alta Córcega (8 mezquitas)

    Condado Franco
    25 - Doubs (27 mezquitas)
    39 - Jura (15 mezquitas)
    70 - Alta Saône (12 mezquitas)
    90 - Territorio de Belfort (8 mezquitas)

    Alta Normandía
    27 - Eure (26 mezquitas)
    76 - Sena Marítimo (35 mezquitas)

    Isla de Francia
    75 - Paris (60 mezquitas)
    77 - Sena y Marne (64 mezquitas)
    78 - Yvelines (68 mezquitas)
    91 - Essonne (40 mezquitas)
    92 - Altos del Sena (51 mezquitas)
    93 - Sena Saint-Denis (146 mezquitas)
    94 - Valle del Marne (66 mezquitas)
    95 - Valle del Oise (88 mezquitas)

    Languedoc-Rosellón
    11 - Aude (19 mezquitas)
    30 - Gard (32 mezquitas)
    34 - Hérault (41 mezquitas)
    48 - Lozère (2 mezquitas)
    66 - Pirineos Orientales (22 mezquitas)

    Limousin
    19 - Corrèze (7 mezquitas)
    23 - Creuse (4 mezquitas)
    87 - Alta Viena (10 mezquitas)

    Lorena
    54 - Meurthe y Moselle (35 mezquitas)
    55 - Meuse (19 mezquitas)
    57 - Moselle (48 mezquitas)
    88 - Vosgos (18 mezquitas)

    Pirineos medios
    09 - Ariege (8 mezquitas)
    12 - Aveyron (5 mezquitas)
    31 - Alta Garona (25 mezquitas)
    32 - Gers (8 mezquitas)
    46 - Lote (4 mezquitas)
    65 - Altos Pirineos (3 mezquitas)
    81 - Tarn (13 mezquitas)
    82 - Tarn y Garona (9 mezquitas)

    Paso de Calais Norte
    59 - Nord (103 mosquées)
    62 - Paso de Calais (39 mezquitas)

    Regiones del Loira
    44 - Loira Atlántico (19 mezquitas)
    49 - Maine y Loire (12 mezquitas)
    53 - Mayenne (4 mezquitas)
    72 - Sarthe (11 mezquitas)
    85 - Vendée (2 mezquitas)

    Picardie
    02 - Aisne (13 mezquitas)
    60 - Oise (34 mezquitas)
    80 - Somme (15 mezquitas)

    Poitou-Charentes
    16 - Charente (4 mezquitas)
    17 - Charente Marítimo (5 mezquitas)
    79 - Deux-Sevres (5 mezquitas)
    86 - Viena (3 mezquitas)

    Provenza - Alpes - Costa Azul
    04 - Alpes de la Alta Provence (7 mezquitas)
    05 - Alpes Altos (0 Mezquita)
    06 - Alpes Marítimos (42 mezquitas)
    13 - Bouches-du-Rhône (98 mezquitas)
    83 - Var (28 mezquitas)
    84 - Vaucluse (32 mezquitas)

    Rhône - Alpes
    01 - Ain (38 mezquitas)
    07 - Ardèche (15 mezquitas)
    26 - Drôme (10 mezquitas)
    38 - Isère (49 mezquitas)
    42 - Loire (44 mezquitas)
    69 - Rhône (82 mezquitas)
    73 - Savoie (20 mezquitas)
    - Alta Saboya (38 mezquitas)
    http://lascadenasdeobligado.blogspot.com.ar/




    ..





    ¡Sea partícipe concreto de la difusión!

    ¡¡¡ SUGIERO QUE HAGA CIRCULAR ESTAS HISTORIAS !!!

    El solo reenvío de este correo a 5 o más contactos, toma solo 30 segundos de tu valioso tiempo.
    http://lascadenasdeobligado.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este es el comentario eliminado:

    Anónimo viernes, 22 de abril de 2016, 13:34:00 CEST

    jp2 ni montini ni roncalli son santos sino unos viejos ***** de ******* alineados a los ideales masónicos!!!!!!!!! traidores comunistas de ******* que no obedecieron el magisterio anterior al conciliábulo vaticano dos.

    QUE CAMINEN BAJO NUESTRO ESTANDARTE PENSANDO QUE LO HACEN BAJO LAS LLAVES DE PEDRO
    instrucción permanente de alta vendita......

    [Puede dar su opinión aunque no coincida con la mía. Pero he eliminado los insultos de este comentario. Espero que lo entienda. CATHOLICVS]

    ResponderEliminar