sábado, 11 de febrero de 2012

Aparición de la Bienaventurada Virgen María Inmaculada (Memoria de Nuestra Señora de Lourdes)

En Lourdes (Francia), cuatro años después de la definición dogmática de la Inmaculada Concepción, la Santísima Virgen se apareció a una sencilla pastorcita -hoy Santa María Bernarda-, y le dijo: "Yo soy la Inmaculada Concepción" (1858). Desde aquel lugar irradia por todo el mundo el poder de Dios, por intercesión de María, para curar los cuerpos y las almas (Col.).

OREMVS

DEVS QVI PER IMMACVLATAM VIRGINIS CONCEPTIONEM DIGNVM FILIO TVO HABITACVLVM PRAEPARASTI SVPPLICES A TE QVAESVMVS VT EIVSDEM VIRGINIS APPARITIONEM CELEBRANTES SALVTEM MENTIS ET CORPORIS CONSEQVAMVR PER EVDEM DOMINVM... AMEN

Oremos

¡Oh Dios!, que por la Inmaculada Concepción de la Virgen preparaste digna morada a tu Hijo: rogámoste humildemente, que celebrando la Aparición de la misma Virgen, consigamos la salud del alma y del cuerpo. Por el mismo Señor... Amén.

4 comentarios :

  1. Una de las más preciosas, famosas y aprobadas advocaciones de la Santísima Virgen María...

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias, mangle the fox. Espero que sigas visitándolo y comentando siempre que quieras. Un cordial saludo, en Cristo, CATHOLICVS

      Eliminar