martes, 1 de septiembre de 2015

Buenas y malas noticias: el Papa Francisco "valida" las confesiones oídas por sacerdotes de la FSSPX... y nombra a Piero Marini Presidente de la Comisión Especial para la Liturgia de las Iglesias Orientales

Hoy se ha hecho pública la carta del Papa Francisco al Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, con la que se concede la indulgencia con ocasión del Jubileo extraordinario de la Misericordia, por la que concede "validez y licitud" a las confesiones escuchadas por sacerdotes de de la FSSPX, así como del comunicado de la Casa General de la Fraternidad San Pío X sobre dicha carta, según la cual los católicos que se confiesen con sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X "recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados" (sic). Si bien es una noticia importante, en el mismo día de hoy se ha hecho oficial otra no menos importante... y preocupante: según informa el boletín informativo de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, "El Santo Padre ha renovado la Comisión Especial para la Liturgia en la Congregación para las Iglesias Orientales, que resulta compuesta de este modo: Arzobispo Piero Marini, Presidente...". (en la imagen que abre esta entrada, Mons. Piero Marini junto a S. S. Benedicto XVI, disfrazado vestido por el primero).

Bajo estas líneas puede leerse el "Comunicado de la Casa General de la Fraternidad San Pío X sobre la carta del Papa Francisco al acercarse el Año Santo (1° de septiembre de 2015)":

La Fraternidad San Pío X toma conocimiento, por la prensa, de las disposiciones que el Papa Francisco ha establecido con ocasión del próximo Año Santo. En el último párrafo de su carta dirigida, el 1° de septiembre de 2015, a Mons. Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, el Santo Padre escribe: "Por una disposición mía establezco que quienes durante el Año Santo de la Misericordia se acerquen a los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X para celebrar el Sacramento de la Reconciliación, recibirán válida y lícitamente la absolución de sus pecados".

La Fraternidad San Pío X expresa su agradecimiento al Soberano Pontífice por este gesto paternal. En el ministerio del sacramento de la penitencia, ella siempre se ha apoyado, con absoluta certeza, en la jurisdicción extraordinaria que confieren las Normae generales del Código de Derecho Canónico. Con ocasión de este Año Santo, el Papa Francisco quiere que todos los fieles que desean confesarse con los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X puedan hacerlo sin ser importunados.

En este año de conversión, los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X procurarán ejercer con renovada generosidad su ministerio en el confesionario, siguiendo el ejemplo de dedicación infatigable que el santo Cura de Ars dio a todos los sacerdotes.

Menzingen, 1° de septiembre de 2015

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada