viernes, 23 de julio de 2021

Análisis del motu proprio "Traditionis custodes" del Papa Francisco, a una semana de su publicación

Tras 40 meses sin publicar en el blog -por motivos que no vienen al caso-, y tras leer y escuchar muchos artículos, opiniones y comentarios en internet y otros medios de comunicación, me he decidido a analizar someramente el motu proprio 'Traditionis custodes', pues afecta a la liturgia tradicional que siempre he promovido en este blog, y así también despejar dudas y equívocos que se han difundido en otros medios.

Este motu proprio comienza diciendo que sus predecesores (los de Francisco) "concedieron y reglamentaron la facultad de utilizar el Misal Romano publicado por San Juan XXIII en 1962" (que no es otro que la última edición del Misal de San Pío V) "Para promover la concordia y la unidad en la Iglesia [...] en algunas regiones [donde los fieles] se adhirieron a las formas litúrgicas anteriores a la reforma deseada por el Concilio Vaticano II". Sin embargo, dicha adhesión no era geográfica, ni se limitaba a simples regiones concretas.

En realidad, el motu proprio "Summorum Pontificum" de Benedicto XVI aclara perfectamente que la motivación no era promover ninguna "concordia y unidad", sino la preocupación pastoral de Juan Pablo II por dichos fieles:

"...el Sumo Pontífice Juan Pablo II, movido por la preocupación pastoral respecto a estos fieles...".

Lo cual se concretó en el año 1988:

"...con la Carta Apostólica «Ecclesia Dei», dada en forma de Motu Proprio, Juan Pablo II exhortó a los obispos a utilizar amplia y generosamente esta facultad en favor de todos los fieles que lo solicitasen. Después de la consideración por parte de nuestro predecesor Juan Pablo II de las insistentes peticiones de estos fieles...".

Es decir, no sólo Benedicto XVI dio la posibilidad a todos los fieles de usar los libros litúrgicos tradicionales (entre ellos, el Missale Romanum de San Pío V en su última edición), sino que dicha medida se remonta hasta el pontificado e iniciativa de Juan Pablo II. Así, la celebración en iglesias designadas para ello, en simples parroquias o el establecimiento de parroquias personales dedicadas al Rito Romano tradicional, se debió a esa solicitud pastoral con los fieles que solicitaban el Rito Romano tradicional. No se debía, pues, al "...deseo y a la voluntad de sacerdotes individuales que a la necesidad real del «santo Pueblo fiel de Dios»", como afirma "Traditionis custodes".

Esas medidas para dar respuesta a dichas peticiones se tomaron:

"...tras haber escuchado a los Padres Cardenales en el consistorio del 22 de marzo de 2006, y haber reflexionado profundamente sobre cada uno de los aspectos de la cuestión, invocando al Espíritu Santo y contando con la ayuda de Dios...".

Y por ello Benedicto XVI promulgó la Carta Apostólica en forma de motu proprio "Summorum Pontificum".

Como aclaró perfectamente Benedicto XVI (no es que lo estableciera él, sino que simplemente lo recordó) el uso del Rito Romano tradicional (como también cualquiera de los otros ritos de la Iglesia), es una de las expresiónes de la Lex orandi, y estas...

"...expresiones de la «Lex orandi» de la Iglesia en modo alguno inducen a una división de la «Lex credendi» («Ley de la fe») de la Iglesia".

Es decir, el uso del Rito Romano tradicional no induce a dividir lo que creen los fieles (la Lex credendi), como achaca sin pruebas 'Traditionis custodes'. Quienes usan el Rito Romano tradicional, aun suponiendo que fueran divisivos en algún aspecto (de lo cual primero hay que mostrar pruebas concretas, no sólo afirmarlo, ni achacárselo a todos en bloque, lo cual es incierto e injusto), no lo son, en ningún caso, por el mero hecho de usar el Rito Romano anterior a la reforma litúrica de 1969. Si no, ¿habría que concluir que, siguiendo dicho razonamiento, las evidentes y mayores divisiones que se han producido en los últimos 50 años entre sacerdotes y fieles que sólo usan el Misal de Pablo VI se debe al uso de dicho Misal?

Y no sólo las divisiones, sino la no aceptación de multitud de aspectos y decisiones del Concilio Vaticano II (no digamos de Concilios precedentes, que siguen en vigor, por si alguno se ha olvidado), del Magisterio de los Papas postconciliares, y hasta del mismo Credo o el Decálogo, entre muchos de esos miembros del clero y fieles que sólo usan el Novus Ordo. Porque, no nos engañemos: hay muchos más. ¿Metemos a todos en el mismo saco, lo achacamos al Misal de Pablo VI, y prohibimos las Misas en las parroquias con el Novus Ordo, así como la no Ordenación de nuevos sacerdotes que pretendan usarlo? Porque eso es lo que establece y parece pretender "Traditionis custodes" con quienes usan el Rito Romano tradicional, a pesar de ser menos gente, de ser menos divisivos (cuando no en absoluto divisivos) y de creer todo lo que manda la Iglesia, a diferencia de muchos de aquéllos.

Además, Benedicto XVI, como también lo hace Francisco en la carta a los obispos que acompaña "Traditionis custodes", recordó (de nuevo, lo recordó, no lo estableció él, y por tanto no puede derogarse lo que es un mero recordatorio de un hecho cierto, por más que se deroge "Summorum Pontificum", que es donde meramente se aclara eso, y no el documento que establece tal hecho) que:

"...es lícito celebrar el Sacrificio de la Misa según la edición típica del Misal Romano promulgado por el beato Juan XXIII en 1962, que NUNCA SE HA ABROGADO".

Ni lo abrogó Pablo VI, ni Juan Pablo II, ni Benedicto XVI, ni, por supuesto, lo ha abrogado Francisco, aunque haya limitado su uso.

Entrando en el articulado de "Traditionis custodes", lo primero que destaca es la imprecisión del texto y la malinterpretación en sus citas:

En el artícuo 1, cuando afirma que los libros litúrgicos promulgados por Pablo VI y [posteriormente retocados por] Juan Pablo II "en conformidad con los decretos del Concilio Vaticano II" son "la única expresión de la lex orandi del Rito Romano", cabe decir, en primer lugar, que éstos no están tan en conformidad con los decretos del Concilio Vaticano II como afirma, pues "Sacrosanctum Concilium", el documento sobre la Sagrada Liturgia del Concilio Vaticano II, se ha incumplido sistemáticamente en muchas de sus partes hasta el día de hoy (por ejemplo, el uso del latín obligatorio, no opcional, aunque se permitan partes en lengua vernácula, o el uso del canto gregoriano); y en segundo lugar, tendría que decir que dichos libros litúrgicos son la "unica expresión" PERMITIDA de la "Lex orandi", si su intención es prohibir el uso del Rito Romano anterior a la reforma de Pablo VI, no que lo que siempre ha sido una de las expresiones de dicha Lex orandi (como también lo son los otros Ritos latinos o los Orientales) se haya convertido por arte de magia en otra cosa, o que su uso dé lugar a creer (Lex credendi) otra cosa diferente a lo que creen quienes usan el Misal de Pablo VI. Porque, se supone que el Novus Ordo no da lugar a creer otra cosa que lo que siempre ha creído la Iglesia. ¿O acaso lo hace o lo pretende?

El artículo 2 permite a los obispos autorizar el uso del Missale Romanum de San Pío V en su edición de 1962 en sus respectivas diócesis, por lo cual, no puede considerarse que los obispos que lo autoricen sean "desobedientes" al Papa, como afirman algunas personas en internet y las redes sociales.

El artículo 3 será inaplicable en casi todos (si no en todos) los casos, pues, ¿cómo se comprueba que "estos grupos no excluyan la validez y la legitimidad de la reforma litúrgica, de los dictados del Concilio Vaticano II y del Magisterio de los Sumos Pontífices"? Los obispos, ¿van a preguntar sobre estos puntos a cada fiel que asista a Misa? Hasta ahora no lo han hecho (y eso que es uno de los motivos aducidos en la carta de acompaña al motu proprio para tomar las decisiones contempladas en "Traditionis custodes"), sino que se han limitado a responder un cuestionario (sólo lo ha hecho un tercio de los obispos), no habiendo ellos -tampoco- encuestado a los fieles para saberlo y sacar conclusiones a partir de sus supuestas respuestas (que tampoco se han dado a conocer). Pero, además, aunque se hubiera hecho y se hiciera (que no se ha hecho, ni se hará), salta a la vista la arbitrariedad e injusticia que supondría hacerlo sólo con los fieles que asisten a Misas tradicionales (muchos de los cuales también asisten a Misas Novus Ordo), y no a quienes asisten al culto con el Misal de Pablo VI.

Tanto el Papa como los obispos saben perfectamente que hay muchos más fieles, de los que sólo usan los libros litúrgicos promulgados por Pablo VI, que cuestionan el Concilio Vaticano II, todos los Concilios anteriores (porque el último no los deroga o invalida, como algunos pretenden dar a entender), el Magisterio de los Sumos Pontífices, tanto preconciliares, como postconciliares (piénsese en 'Humanae Vitae' de Pablo VI, 'Familiaris Consortio' de Juan Pablo II, o la 'Dominus Iesus' sobre la unicidad y universalidad salvífica de Jesucristo y de la Iglesia, por ejemplo), la autoridad papal y hasta el mismo Decálogo, que los que presuntamente cuestionan alguna de esas cosas entre los católicos que usan el Rito Romano tradicional (aunque sólo sea porque, por mera estadística, hay menos fieles de este tipo que de los primeros).

El resto del artículo, y los demás artículos, son meras restricciones: Misa tradicional sí, pero fuera de las parroquias, no erigir nuevas parroquias personales, no autorizar nuevos grupos, etc., que ya han analizado otras páginas web.

Sorprende, asimismo, la prisa en tomar estas medidas: "entrando en vigor inmediatamente". Pero así es como están las cosas, de momento.

Por último, hay que señalar y repetir que la Constitución Apostólica "Quo Primum tempore", promulgada por el Papa San Pío V de acuerdo con los decretos y cánones del Concilio de Trento, no se ha abrogado jamás. Ni lo hizo Pablo VI, ni los Papas posteriores (incluyendo a Francisco), y puede seguir oficiándose la Misa Tridentina y los fieles asistir a la misma, como recordó Benedicto XVI, según establece a perpetuidad dicha Constitución Apostólica:

VII. Además, por autoridad Apostólica y a tenor de la presente, damos concesión e indulto, también a perpetuidad, de que en el futuro sigan por completo este Misal y de que puedan, con validez, usarlo libre y lícitamente en todas las Iglesias sin ningún escrúpulo de conciencia y sin incurrir en castigos, condenas, ni censuras de ninguna especie.
 
VIII. Del mismo modo, estatuimos y declaramos:
 
- Que no han de estar obligados a celebrar la Misa en forma distinta a la establecida por Nos ni Prelados, ni Administradores, ni Capellanes ni los demás Sacerdotes seculares de cualquier denominación o regulares de cualquier Orden; 
- Que no pueden ser forzados ni compelidos por nadie a reemplazar este Misal
- Y que la presente Carta jamás puede ser revocada ni modificada en ningún tiempo, sino que se yergue siempre firme y válida en su vigor.

XII. Así pues, que absolutamente a ninguno de los hombres le sea licito quebrantar ni ir, por temeraria audacia, contra esta página de Nuestro permiso, estatuto, orden, mandato, precepto, concesión, indulto, declaración, voluntad, decreto y prohibición. Más si alguien se atreviere a atacar esto, sabrá que ha incurrido en la indignación de Dios omnipotente y de los bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo.

Y así lo ha entendido la Iglesia, siempre y en todo lugar, desde que se promulgara hace más de 450 años.

En otra entrada analizaré, Dios mediante, la carta que acompaña a este motu proprio, donde Francisco expone sus motivaciones (con independencia de si las razones aducidas son reales o no, si corren prisa o no, etc.)

lunes, 12 de marzo de 2018

Mons. Jesús Catalá, obispo de Málaga, asiste a la Santa Misa Tridentina del III Domingo de Cuaresma en Málaga (España)

Estas imágenes fueron tomadas el pasado 4 de marzo, III Domingo de Cuaresma, durante la Santa Misa Tridentina oficiada a las 18:00 horas en la parroquia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula de Málaga (España), a la que asistió S. E. Mons. Jesús Catalá, obispo de Málaga. A la ceremonia, a la que asistió gran cantidad de fieles, como se observa en las imágenes, también asistieron varios sacerdotes, así como los miembros de Una Voce Málaga, de algunas cofradías y de las asociaciones Una Voce Córdoba y Una Voce Sevilla. Al finalizar la misma, se hizo entrega al sr. obispo de un crucifijo con la medalla de San Benito. Fotos: D. Julio Salcedo. Una Voce Málaga.

miércoles, 28 de febrero de 2018

La Pontificia Comisión 'Ecclesia Dei' concede a la FSSP un indulto para celebrar la Semana Santa según el rito anterior a la reforma de 1955 del Venerable Pío XII

Según informó un comentarista de Rorate Caeli el pasado 16 de febrero (ver aquí), confirmado ayer por GloriaTV (ver aquí), la Pontificia Comisión 'Ecclesia Dei' ha concedido a la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro un indulto de tres años, ad experimentum, por el cual se les permite, en algunas de sus parroquias, el empleo de los Libros Litúrgicos anteriores a la reforma de la Semana Santa llevada a cabo en 1955 por el Venerable Pío PP. XII.

Una de las diferencias con el rito anterior, es que ahora deberá utilizarse la oración por la conversión de los judíos de Viernes Santo promulgada por S. S. Benedicto PP. XVI. Asimismo, otra diferencia es que en los Oficios de Viernes Santo posteriores a 1955 no se ofrece el Santo Sacrificio, a diferencia de lo que ocurría antes de 1955, cuando en la Misa de los Pre-santificados se ofrecía a Dios Padre el Cuerpo de Cristo sacramentado, consagrado el Jueves Santo -aunque era una Misa sin consagración, se ofrecía realmente al Señor sacramentado en Sacrificio-, y ahora va a volver a hacerse.

viernes, 16 de febrero de 2018

Comienza la Cuaresma: Bendición e imposición de la Ceniza según el Rito Romano tradicional y Santa Misa Tridentina en Roma (Italia)

Estas imágenes fueron tomadas anteayer, 14 de febrero, Miércoles de Ceniza -día que da comienzo a la Cuaresma-, durante la bendición e imposición de la ceniza, ceremonia celebrada solemnemente según el Rito Romano antiguo, y la Santa Misa Tridentina oficiada en la iglesia de la Santísima Trinidad de los Peregrinos de Roma (Italia), Parroquia Personal dedicada a la Forma Extraordinaria del Rito Romano, a cargo de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro. Una Voce Italia.

martes, 13 de febrero de 2018

23 seminaristas de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro reciben Órdenes Menores y el Subdiaconado en Lindau (Alemania) y New Hampshire (EE.UU.)

Al terminar el primer semestre, tras los exámenes y el retiro espiritual, los seminaristas del Seminario de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro en Wigratzbad, Baviera (Alemania), asistieron a la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical oficiada por S. E. Mons. Lajos Varga, Obispo titular de Sicca Veneria y auxiliar de Vác (Hungría), en la iglesia parroquial de Gestratz, en el distrito de Lindau, Bavaria (Alemania), cercana al mencionado seminario.

Ese mismo día y en la misma iglesia, Mons. Varga confirió las Órdenes menores a doce seminaristas, y el Subdiaconado -primera de las Órdenes Mayores- a otros seis: dos alemanes y cuatro franceses. También el mismo día, otros cinco seminaristas -dos estadounidenses, dos canadienses y uno mejicano-, recibieron el Subdiaconado de manos de S. E. Mons. Peter Libasci, Obispo de Manchester, New Hampshire (EE.UU.). Seminario de San Pedro - Wigratzbad.

martes, 6 de febrero de 2018

De mal en peor: el cardenal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, aprueba la "bendición" de parejas homosexuales

Parece que ya no hay límite para lo peor: el cardenal Reinhard Marx, presidente de la infame Conferencia Episcopal Alemana, aprueba la "bendición" de parejas homosexuales, que se dará, en su opinión, "caso por caso". No es una novedad del todo: ya el mes pasado, su adjunto, Mons. Franz-Josef Bode, pidió abrir un debate sobre que ​​"debemos preguntarnos, dijo, cómo nos relacionamos" con tales parejas, tal vez incluso "involucrarlas en la vida de la Iglesia" y "mientras las acompañamos pastoral y litúrgicamente".

La cuestión se ha acelerado desde junio pasado, cuando el Parlamento permitió las llamadas "bodas" gay: en otoño, se registraron los primeros casos. Hablando el sábado pasado en la estación de radio alemana Bavarian State Broadcasting, para conmemorar su décimo aniversario como arzobispo de Múnich y Frisinga, Marx declaró que se trataba de "cuidado pastoral para casos individuales", aunque se oponga abiertamente al Magisterio de la Iglesia Católica. De hecho, explica el Catecismo: "Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que 'los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados' (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso" (nº 2357). Y de nuevo en el nº 2359 se especifica que las "personas homosexuales están llamadas a la castidad". De ninguna manera, por tanto, las palabras del cardenal Marx pueden ser aprobadas. Puede leerse la noticia original en italiano, publicada ayer, 5 de febrero, en Corrispondenza Romana.


martes, 23 de enero de 2018

En poco más de un año se cumple la profecía del Cardenal Zen: la Santa Sede pide renunciar a un obispo católico para que ocupe su puesto uno cismático elegido por el gobierno comunista chino

Hace poco más de un año, en diciembre de 2016, el máximo representante de la Iglesia Católica en China, S. E. R. Joseph S.R.E. Card. Zen Ze-kiun, S.D.B., Arzobispo emérito de Hong Kong (China), escandalizado por la Ostpolitik vaticana, resucitada después de cuatro décadas, y el posible acuerdo de la Santa Sede con el gobierno comunista chino, legó a afirmar que si Francisco concedía al gobierno del Partido Comunista Chino la facultad de elegir obispos, "traicionaría a Cristo" (ver aquí).

Y parece que el tiempo le va dando la razón: según ha informado Asia News, y recoge Infocatólica, por segunda vez en tres meses, la Santa Sede ha pedido la renuncia a S. E. Mons. Zhuang, Obispo católico ordenado secretamente en 2006 con la aprobación del Vaticano; ordenación que no reconoce el gobierno chino, que apoya al obispo excomulgado Mons. José Huang Bingzhang, miembro de la Asamblea nacional del pueblo (el parlamento chino).

La Santa Sede está a punto de reconocer al obispo excomulgado. AsiaNews, a través de una fuente eclesiástica que prefiere mantenerse anónima, ha informado de que una delegación de la Santa Sede ha viajado a China con el objetivo de alcanzar un acuerdo con el gobierno comunista para lograr que Mons. Huang, el obispo ilegítimo, se convierta en el obispo ordinario de la diócesis, forzndo a S. E. Mons. Zhuang a retirarse. "Mons. Zhuang, al volver a escuchar la petición rompió a llorar", según dicha fuente. Un obispo chino, que pidió mantenerse en el anonimato, dijo a AsiaNews que el Vaticano les ha pedido una opinión acerca de Mons. Huang. "No sé cómo irá a terminar todo esto, pero ésta me parece una solución horrible", agregó.

El Cardenal Joseph Zen ha confirmado las noticias recogidas por AsiaNews. Por lo visto, mientras S. E. Mons. Zhuang era interrogado en Beijing, la delegación vaticana de desplazó hacia el sur del país para reunirse con Mons. Vicente Zhan Silu, uno de los siete obispos ilícitos que aguardan el reconocimiento del Vaticano. Fuentes locales afirman que al obispo ordinario de Mindong, Mons. José Guo Xijin, de la Iglesia subterránea, se le pidió rebajarse a ser el obispo auxiliar de Mons. Zhan o incluso a convertirse en su coadjutor (algo realmente extraño en la Iglesia).

Un sacerdote de la comunidad subterránea de Mindong ha dicho que no estaba al tanto de la visita de la delegación vaticana y que si las cosas se disponen de esta manera incluso "podría pensar en abandonar mi sacerdocio".

Según un artículo del Card. John Tong, publicado en febrero de 2017, el nombramiento de obispos es el eje central en torno al cual giran las negociaciones a puerta cerrada que mantienen China y la Santa Sede. Puede leerse más aquí.

martes, 16 de enero de 2018

Santa Misa Tridentina de la fiesta de San Juan Apóstol y Evangelista en el Castillo de la Maggione (Italia)

Estas fotografías fueron tomadas durante la Santa Misa Tridentina de la festividad de San Juan Apóstol y Evangelista, oficiada por Monseñor Marco Agostini, ceremoniero pontificio y miembro de la Secretaría de Estado Vaticana, en la iglesia del Castillo de la Maggione, en Poggibonsi, provincia de Siena (Italia), sede de la Orden de los Pobres Caballeros de Cristo - Milicia del Temple. Militia Templi.

jueves, 11 de enero de 2018

Fotos de la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical en el faldistorio oficiada por el Cardenal Burke en la solemnidad de la Epifanía del Señor en Roma

Estas fotografías fueron tomadas el pasado sábado 6 de enero, solemnidad de la Epifanía del Señor, durante la solemne Santa Misa Tridentina Pontifical en el faldistorio, oficiada por S. E. R. Raymond S.R.E. Card. Burke, ex Prefecto del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica -actualmente simple miembro, por decisión de Francisco- y actual Patrón -sin funciones- de la ex Soberana Orden de Malta, en la iglesia de la Santísima Trinidad de los Peregrinos de la ciudad de Roma (Italia), parroquia personal a cargo de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, ante gran cantidad de fieles, como se aprecia en las imágenes. Senza pagare.

lunes, 8 de enero de 2018

S. E. Mons. Andreas Laun es el séptimo Prelado en subscribir la reciente "Profesión de las verdades inmutables respecto del matrimonio sacramental" para paliar la crisis provocada por "Amoris laetitia" de Francisco

S. E. Mons. Andreas Laun, Obispo auxiliar de Salzburgo (Austria) hasta el pasado 13 de octubre, en que cumplío los 75 años (no se le concedió ni un sólo día de prórroga) y miembro de los Oblatos de San Francisco de Sales, además de Profesor de Teología Moral en la Facultad de Filosofía y Teología de Heiligenkreuz (Austria), es el séptimo Prelado en subscribir la "Profesión de las verdades inmutables respecto del matrimonio sacramental" (ver aquí) hecha pública el pasado 31 de diciembre, según han informado diferentes medios.

Mons. Laun fue uno de los prelados que hace un año se manifestó favorable a las "dubia" sobre "Amoris laetitia" presentadas a Francisco por los Cuatro Cardenales (S. E. R. Walter Card. Brandmüller, S. E. R. Raymond Leo Card. Burke, S. E. R. Carlo Card. Caffarra y S. E. R. Joachim Card. Meisner), y uno de los firmantes de la Súplica Filial «Declaración de fidelidad a la enseñanza inmutable de la Iglesia sobre el matrimonio y a su ininterrumpida disciplina». Puede leerse la entrevista completa que concedió entonces -en español- en este enlace.

El prelado recordó entonces que un Pontífice no puede cambiar una ley moral de origen divino, del mismo modo que no puede modificar las leyes de la Física.

Estos son los 7 Prelados (1 Cardenal, 4 Arzobispos y 2 Obispos) que han subscrito esta "Profesión" hasta el momento:
  • S. E. R. Jānis S.R.E. Card. Pujats, Arzobispo Metropolitano emérito de Riga (Letonia)
  • S. E. R. Mons. Tomash Peta, Arzobispo Metropolitano de la Archidiócesis de Santa María en Astaná (Kazajistán)
  • S. E. R. Mons. Jan Pawel Lenga, Arzobispo emérito de Karagandasu.
  • S. E. R. Mons. Luigi Negri, Arzobispo emérito de Ferrara-Comacchio (Italia).
  • S. E. R. Mons. Carlo Maria Viganò, Nuncio Apostólico emérito de los Estados Unidos.
  • S. E. Mons. Athanasius Schneider, Obispo auxilar de Santa María en Astaná (Kazajistán)
  • S. E. Mons. Andreas Laun, Obispo auxiliar -recién retirado- de Salzburgo (Austria)
Véanse también estas entradas anteriores relacionadas:



sábado, 6 de enero de 2018

Solemnidad de la Epifanía del Señor o fiesta de los Reyes Magos (6 de enero)

"Los reyes de occidente y de las islas le pagarán tributo. Los reyes de Arabia y de Etiopía le ofrecerán regalos. Ante él se postrarán todos los reyes y le servirán todas las naciones" (Salmo 72, 10-11).

De las tres Epifanías del Señor que celebra la Iglesia, la que más importancia tiene en Occidente es la que se produjo ante los Reyes Magos de Oriente. "Epifanía" significa "manifestación", en este caso del Señor, que se dio a conocer a los paganos (Epifanía ante los Magos de Oriente), a los judíos (Epifanía del Bautismo del Señor por medio de San Juan Bautista), y a sus discípulos (Epifanía de las Bodas de Caná, que dio lugar al comienzo de su vida pública por intercesión de su Madre, la Santísima Virgen María).

Aunque las Sagradas Escrituras no proporcionan los nombres de los Reyes Magos, la Tradición sí lo ha hecho:
  • Melchor, al que tradicionalmente se representa como un anciano de barba blanca, ofreció oro al Niño Jesús, en señal de la realeza de Cristo.
  • Gaspar, el rey de barba castaña o rojiza, le trajo incienso, como reconocimiento de la divinidad de Cristo.
  • Y Baltasar, el rey negro, le regaló mirra como símbolo de Su humanidad, del sufrimiento que padecería y de Su muerte (la mirra se usaba entonces para embalsamar los cadáveres).

Feliz día de Reyes a todos los lectores del blog.

viernes, 5 de enero de 2018

Crisis "Amoris laetitia" y la Comunión de los adúlteros: otro Cardenal se adhiere a la "Profesión de las verdades inmutables respecto del matrimonio sacramental" subscrita ya por cuatro Arzobispos y un Obispo

A los dos Arzobispos y un Obispo que inicialmente hicieron pública la "Profesión de las verdades inmutables respecto del matrimonio sacramental" el pasado 31 de diciembre -S. E. R. Mons. Tomash Peta, Arzobispo Metropolitano de la Archidiócesis de Santa María en Astaná (Kazajistán), S. E. R. Mons. Jan Pawel Lenga, Arzobispo emérito de Karagandasu y S. E. Mons. Athanasius Schneider, Obispo auxilar de Santa María en Astaná-, de la que ya hablé en la anterior entrada (ver aquí), a la que luego se adhirieron otros dos Arzobispos italianos -S. E. R. Mons. Luigi Negri, Arzobispo emérito de Ferrara-Comacchio y S. E. R. el Arzobispo Carlo Maria Viganò, Nuncio Apostólico emérito de los Estados Unidos-, ahora acaba de unirse S. E. R. Jānis S.R.E. Card. Pujats, Arzobispo Metropolitano emérito de Riga (Letonia), al que vemos en la fotografía que ilustra esta entrada y que también ha subscrito el documento, según ha informado Corrispondenza Romana y Marco Tosaiti. Quién nos iba a decir a los católicos hace unas décadas que la defensa de la fe vendría, primordialmente, del Este, de la mano de Obispos provenientes de países que una vez estuvieron tras el Telón de Acero (nótese que Jānis Pujats, que había sufrido la persecución religiosa llevada a cabo por el régimen comunista de la Unión Soviética, de la que entonces formaba parte Letonia, fue creado Cardenal "in pectore" por San Juan Pablo II en febrero de 1998, aunque no fue anunciado públicamente hasta el consistorio del 21 de febrero de 2001, siendo en 2005 uno de los Cardenales electores que eligieron al Papa Benedicto XVI).

Véanse estas dos entradas relacionadas previas:


miércoles, 3 de enero de 2018

Aumenta la crisis de "Amoris laetitia": cuatro Arzobispos y un Obispo hacen profesión de fe católica y niegan que los adúlteros no arrepentidos y sin propósito de enmienda puedan recibir los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía, además de recordar la verdad católica sobre el sacramento del Matrimonio

Como reza el título de esta entrada, cuatro Arzobispos y un Obispo acaban de hacer pública, a propósito de la crisis provocada por "Amoris laetitia", una profesión de fe católica en la que niegan la posibilidad de administrar los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía a los adúlteros no arrepentidos y sin propósito de enmienda, y recuerdan la verdad católica sobre el sacramento del Matrimonio .

Se trata del S. E. R. Mons. Tomash Peta, Arzobispo Metropolitano de la Archidiócesis de Santa María en Astaná (Kazajistán), S. E. R. Mons. Jan Pawel Lenga, Arzobispo emérito de Karagandasu y S. E. Mons Athanasius Schneider, Obispo auxilar de Santa María en Astaná, quienes hace un año hicieron un llamamiento de oración (ver aquí) para que el Papa Francisco revocara las orientaciones pastorales heterodoxas derivadas de la aplicación de "Amoris laetitia", a los que también se han sumado en este nuevo documento S. E. R. Mons. Luigi Negri, Arzobispo emérito de Ferrara-Comacchio y S. E. R. el Arzobispo Carlo Maria Viganò, Nuncio Apostólico emérito de los Estados Unidos.

En dicho documento, que puede leerse completo en español en este enlace, hacen afirmaciones tan obvias (y católicas) como éstas:
  • Las relaciones sexuales entre personas que no están unidas entre sí por el vínculo de un matrimonio válido son siempre contrarias a la voluntad de Dios.
  • Ninguna circunstancia o finalidad pueden hacer de tales relaciones sexuales una realidad moral positiva y agradables a Dios.
  • La Iglesia no juzga el estado de gracia interno de un fiel, por lo que la no admisibilidad a la Santa Comunión de los adúlteros es un juicio del carácter visible, público y objetivo de su situación, ya que la recepción de los sacramentos depende necesariamente de la situación visible y objetiva de los fieles.
  • No es moralmente lícito tener relaciones sexuales con una persona que no es el propio cónyuge legítimo, para evitar un supuesto otro pecado (no es lícito 'hacer el mal para que venga el bien', según Rom 3, 8).
  • La admisión de tales personas a la Santa Comunión puede ser permitida solamente cuando hacen un sincero propósito de cesar de allí en adelante tales relaciones sexuales y de evitar el escándalo.
  • Las personas que mantienen relaciones sexuales no conyugales de modo habitual, violan con tal estilo de vida el indisoluble vínculo nupcial matrimonial respecto al legítimo cónyuge y por tanto no pueden participar de la Comunión eucarística.
  • El cumplimiento de la voluntad de Dios, revelada en Sus Diez Mandamientos y en Su explícita prohibición del divorcio, constituye el verdadero bien espiritual de las personas aquí en la Tierra, permitiendo así que sean conducidas a la salvación de la vida eterna.
Véase también, al respecto, el siguiente enlace (incluyendo los comentarios):

lunes, 1 de enero de 2018

Santa Misa de la solemnidad de la Natividad del Señor en el Rito Romano tradicional, en el Rito Ambrosiano antiguo, en el Rito Greco-Católico, en el Rito Maronita y en el Novus Ordo 'ad Orientem' en Canadá, EE.UU, España, Filipinas, Italia y Malta

Estas fotografías pertenecen a la celebración de la Santa Misa tradicional de la solemnidad de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo, en varios ritos, en diferentes lugares del mundo (Canadá, EE.UU, España, Filipinas, Italia y Malta), desde la Santa Misa Tridentina, pasando por el Rito Ambrosiano antiguo, el Rito Maronita, la Sagrada Liturgia Greco-Católica, e incluso el Novus Ordo oficiado "ad Orientem" -hay sólo una imagen, que se detalla más abajo-. Las imágenes fueron tomadas en los lugares indicados bajo estas líneas, que han incluido desde Misas con apenas un acólito, hasta Misas solemnes e incluso Pontificales, en capillas, oratorios, iglesias y catedrales. De arriba a abajo:
  1. Iglesia de San Pablo, Birkirkara (Malta)
  2. Iglesia de San Antonio de Padua, Ciudad de Jersey, Nueva Jersey (EE.UU.)
  3. Capilla Naval del Santo Niño, Ordinariato Militar, Fuerte Bonifacio, Taguig (Filipinas)
  4. Capilla de San Felipe, Los Ángeles, California (EE.UU.)
  5. Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, Nueva York (EE.UU.)
  6. Capilla de San Ignacio, San Inigoes, Maryland (EE.UU.)
  7. Capilla del monasterio de la Santa Cruz, Chicago (EE.UU.)
  8. Iglesia de los Santos Cirilo y Metodio, Bridgeport, Connecticut (EE.UU.)
  9. Iglesia de Santa María, Kalamazoo, Michigan (EE.UU.)
  10. Iglesia de San Antonio, Des Moines, Iowa (EE.UU.)
  11. Iglesia de Nuestra Señora del Pilar, Alaminos, Laguna, (Filipinas)
  12. Iglesia del Sagrado Corazón, Albany, Nueva York (EE.UU.)
  13. Iglesia de San Clemente, Ottawa, Ontario (Canadá)
  14. Iglesia Mater Ecclesiae, Berlín, Nueva Jersey (EE.UU.)
  15. Iglesia Greco-Católica Ucraniana de la Madre de Dios, Conyers, Georgia (EE.UU.)
  16. Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora, Legnano (Italia) (Rito Ambrosiano)
  17. Santuario Nacional de Nuestra Señora del Líbano, Jackson del Norte, Ohio (EE.UU.) (Santa Misa Pontifical en el Rito Maronita, oficiado por el Protopresbítero Anthony Spinosa)
  18. Iglesia de los Santos Inocentes, Nueva York (EE.UU.)
  19. Iglesia del Buen Pastor, Golden Valley, Minnesota (EE.UU.) (Novus Ordo ad Orientem)
  20. Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, Milán (Italia) (Rito Ambrosiano)
  21. Iglesia de San Matías, Monroe, Luisiana (EE.UU.)
  22. Catedral del Sagrado Corazón, San Ángelo, Tejas (EE.UU.)
  23. Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, Littleton, Colorado (EE.UU.)
  24. Iglesia de Santa Margarita María, Oakland, California (EE.UU.)
  25. Oratorio del Inmaculado Corazón de María, San José, California (EE.UU.)
  26. Catedral de San Eugenio, Santa Rosa, California (EE.UU.)
  27. Iglesia del Salvador, Toledo (España)
Las fotografías pertenecen a diferentes webs, pero la mayor parte de ellas están recopiladas en varias entradas de NLM.